Noticias

La libertad de prensa cae en picado en todo el mundo

Reporteros Sin Fronteras denuncia una situación que, lejos de corregirse, se agrava con los años

No corren buenos tiempos para la prensa. La introducción por los gobiernos de leyes antiterroristas y de espionaje han acabado limitando las libertades civiles y restringiendo el flujo de la información.

Esta es la conclusión a la que ha llegado el nuevo informe de Reporteros Sin Fronteras (RSF), que cada año realiza una lista con los países con más y con menos libertad de información.

La organización situó a Finlandia, los Países Bajos, Noruega, Dinamarca y Nueva Zelanda en la parte superior de la lista. En la parte inferior se situaron China, Siria y el llamado 'trío infernal': Turkmenistán, Corea del Norte y Eritrea.

"Lamentablemente, es un hecho notorio que numerosos dirigentes en el mundo han desarrollado una especie de paranoia frente al ejercicio legítimo del periodismo", ha declarado Christophe Deloire, Secretario General de RSF.

Según la organización, prácticamente ningún país ha podido escapar del clima general de odio y miedo que producen en los dirigentes el debate libre y el pluralismo.

Si los medios públicos son censurados directamente por el gobierno, los medios privados practican la denominada 'auto-censura' que consiste en no publicar cierta información que podría perjudicar directamente a sus anunciantes

Por otro lado, los intereses oligárquicos y particulares están aprovechando la ocasión para ejercer cada vez más presión sobre los medios privados.

Si los medios públicos son censurados directamente por el gobierno, los medios privados practican la denominada 'auto-censura' que consiste en no publicar cierta información que podría perjudicar directamente a sus anunciantes.

La consecuencia tanto en un caso como en otro es la de ofrecer una información a los ciudadanos sesgada y poco fiable.

Si miramos los índices regionales, Europa sigue siendo la zona con más libertad de información seguida por África, América, Europa del Este,Asia Central, Oriente del Medio y Norte de África.

España baja este año un puesto, situándose en el 34, después de la gran bajada que sufrió el año pasado a consecuencia de la adopción de la Ley Mordaza. Francia se sitúa en el puesto 44, después de bajar 7, y Reino Unido en el 38, después de descender 4.

Otra bajada significativa ha sido la protagonizada por Polonia que baja 29 puestos de golpe y se coloca en el 47 debido a que el partido ultraconservador del gobierno ha tomado el control de los medios de comunicación.

Sin embargo, Túnez sube 30 puestos y se sitúa en el 96 debido a una disminución de procesos judiciales y agresiones contra los periodistas y Ucrania asciende 22 puestos colocándose en el 107 por una relativa calma en el conflicto armado.

Aún así, la situación de la prensa no se encuentra en su mejor momento. Los excesos autoritarios de ciertos dirigentes, los conflictos armados, el creciente nacionalismo que experimentan algunos países europeos y la lucha contra el terrorismo minan cada vez más una libertad que nos pertenece tanto a los periodistas como a los ciudadanos.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar