Noticias

¿Dónde es legal y dónde es ilegal Uber?

El servicio que conecta a conductores y pasajeros se enfrenta hoy a un juicio que podría cambiar el mapa del transporte en Europa

Este martes ha comenzado en el Tribunal de Justicia de la UE, en Luxemburgo, un juicio que podría decidir el futuro del transporte en Europa. A instancias de un juzgado español, la contienda entre el sector del transporte tradicional contra la polémica Uber derivará en una sentencia que cree un marco jurídico que permita usar la aplicación sin barreras, que la prohíba, o que se quede en un punto intermedio.

La defensa del sector del transporte tradicional se aferra a que la compañía incurre en competencia desleal: esta facilita un servicio de transporte con conductores sin licencia y con tarifas de viaje que revientan los precios del mercado. Pero Uber se defiende con que solo es una plataforma tecnológica que presta un servicio entre conductores y usuarios. Como tal, debería estar sujeta a la normativa de la prestación de servicios, y no a la del transporte. La actual normativa para el sector servicios en la UE apenas requiere licencias y solo en casos muy especiales. La clave en la decisión del Tribunal es si la considera una empresa de un tipo u otro.

Mientras, Uber ha inventado fórmulas para seguir ampliando su negocio, que la ha llevado a un valor de 70.000 millones de dólares en todo el mundo. Por ejemplo, en ciudades como Madrid, donde se le impidió operar, la compañía ha sustituido UberPop por UberX. La primera aplicación permitía que cualquier conductor con vehículo pudiera usar Uber con tarifas bajas. La segunda, sin embargo, requiere que los conductores tengan que sacar una licencia específica y tengan que ajustar sus precios al alza (5 euros mínimos, más 1,20 euros por kilómetro).

Mientras, Uber ha inventado fórmulas para seguir ampliando su negocio. En ciudades como Madrid, donde se le impidió operar, la compañía ha sustituido UberPop por UberX. La primera aplicación permitía que cualquier conductor con vehículo pudiera usar Uber con tarifas bajas. La segunda, sin embargo, requiere que los conductores tengan que sacar una licencia específica y tengan que ajustar sus precios al alza

En ciudades como Bruselas, Berlín, países como Holanda o regiones como Victoria, en Australia, Uber también ha aplicado estos atajos legales para seguir operando. En el caso de Alemania, la legislación exigía que los conductores tuvieran licencias de taxista para operar, por lo que Uber decidió comprarlas para sus propios conductores. En Ciudad de México, los conductores tienen que inscribirse con una cuota en la Secretaría de Movilidad.

En otros lugares, sin embargo, llegó a prohibirse: es el caso del estado de Nevada (EEUU), la ciudad de Eugene (Oregón, EEUU), Maharastra, Telengu, Karnataka (India), Fukuoka (Japón) o países como Tailandia, Brasil o Canadá. Las Vegas, en Nevada, Bangkok (Tailandia), Río de Janeiro (Brasil) o Toronto (Canadá) han incorporado últimamente algunos de los servicios, después de cambios legislativos.

Algunos países o ciudades han suspendido Uber temporalmente hasta desarrollar una nueva legislación. Es el caso de Corea del Sur. La justicia también pidió a la ciudad de Buenos Aires, Argentina, suspender las actividades de la empresa. En este caso, sin embargo, ha seguido operando de manera estable y con más de 20.000 conductores. Uber ha mantenido el pulso ahí donde le ha convenido, pero también ha decidido retirarse de manera voluntaria donde las polémicas han sido mayores, como el caso de Panama City Beach en Florida.

Lo que parecen indicar estas tendencias es que el camino para Uber cada vez estará más despejado. El Tribunal de Justicia de la UE dictará su sentencia en unos meses.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video

cerrar
cerrar