Lanzamientos

10 discos recientes que necesitas conocer para mantener tu cerebro hidratado

Avalancha de música interesante, sugerente y nutritiva para no perder el ritmo de la actualidad. Hoy te destapamos lo nuevo de The Flaming Lips, Demdike Stare y Alasdair Roberts

Se acaba diciembre, estamos en el ecuador pero, ¡oh sorpresa!, todavía hay discos con enjundia que merecen tu atención. Esto de que el tramo final del año es de una flojedad insoportable sólo lo podría decir gente cargada de prejuicios y con poca variedad en el gusto, y aquí lo vamos a demostrar con diez títulos que rozan altos niveles de calidad. Ahí va el elenco de elegidos: eMMplekz, Black Deer, Demdike Stare, Alasdair Roberts, Orla Wren, Magic Mountain High, Beat Detectives, Beat Detectives, The Flaming Lips y Jagwar Ma. Casi nada.

Alasdair Roberts & Robin Robertson: “Hirta Songs” (Stone Tape Recordings)

Alasdair Roberts & Robin Robertson: “Hirta Songs” (Stone Tape Recordings)

Nota: 7.6

Para su octavo disco el escocés Alasdair Roberts, toda una figura del folk contemporáneo y un estudioso de tomo y lomo, ha querido hacer algo especial. Para eso se ha unido en colaboración con el poeta de Perthshire Robin Robertson. Juntos han dado con “Hirta Songs”, un álbum inspirado en St. Kilda, un pequeño y remoto archipiélago a 110 millas al este de Escocia. Se creía que en la Edad de Bronce estaba habitado continuamente, pero en 1930 fue abandonado por los 36 isleños que aún quedaban. Musicalmente es un disco sereno, como no podría ser de otra manera, con unos acabados muy orgánicos y en el que las cuerdas de los violines y la guitarra acústica llevan todo el protagonismo instrumental, aunque hay alguna que otra inclusión del arpa. Pero lo mejor de todo es cómo fluyen los versos evocativos de Robertson a través de la voz de Roberts. Una delicia. MGS

Beat Detectives: “Music 2” (100% Silk)

Beat Detectives: “Music 2” (100% Silk)

Nota: 7.2

Si la etiqueta ‘hipster house’ se define como un ejercicio de house old school por parte de antiguos militantes de la escena indie con inclinación hacia el punk, entonces Beat Detectives encajan a la perfección en esa categoría: detrás están Chris Hontos (Food Pyramid, Dreamweapon), Oakley Tapola y Aaron Anderson, artistas visuales y ex militantes de los subterráneos hardcore de Minneapolis que nuevamente han vuelto a producir energía y ruido, pero con cajas de ritmo rudimentarias, simulacros de bajos de 303 y la sensación lisérgica que se encontraba en productos puramente nostálgicos de los primeros años del house en Chicago como Mr. Fingers. Lógicamente, sin el nivel de limpieza de aquellos precedentes del deep house, sino con una producción sucia, sin pulir, pero que se beneficia del corte en bruto de cada uno de los tracks. Sirve para pinchar, para escuchar en casa, pero no para dilatar las retinas: otra transmisión desde el subsuelo dance yanqui, la némesis pobre de la EDM. RG

Black Deer: “The Last Tortuga” (Emotional Response)

Black Deer: “The Last Tortuga” (Emotional Response)

Nota: 8.1

Willie Burns, a quien también conocemos (o deberíamos conocer) como Speculator gracias a sus lanzamientos en el sello neoyorquino L.I.E.S., es también desde este año Black Deer. Lejos de la suciedad de sus cortes house –y además de la suciedad, la locura desencajada de sus ritmos–, aquí el proyecto está organizado con más lógica: el sonido es igualmente analógico y artesanal, pero la dirección es más envolvente y cósmica, a partir de arpegios y una voluntad de acercarse a la rama más viajera de la música disco. “The Last Tortuga”, su segundo (mini) álbum del año es una de esas joyas pequeñas, poco publicitadas y sorprendentes del año que ya se acaba: un paseo espacial de seis temas que repiquetean, se enroscan, vibran, envuelven y serpentean, algo así como la versión planeadora de los nuevos Factory Floor. Escucha necesaria para todos los que notan cómo se les hace la boca agua cuando suena un sintetizador antiguo. RG

Demdike Stare: “Post Collapse” (DDS)

Demdike Stare: “Post Collapse” (DDS)

Nota: 7.6

En un 2013 que ha sido de relativa tranquilidad en los cuarteles de Demdike Stare –y decimos relativa porque no ha habido un gran proyecto mastodóntico en marcha, ni gira extensa, aunque sí conciertos especiales como el promovido por Unsound con la Sinfonietta de Cracovia y los cuatro volúmenes de la serie de maxis “#testpressing”, un claro homenaje a la cultura rave y la estética del white label–, “Post Collapse” formaría junto con “The Weight of Culture” el ejercicio más denso en curso de la pareja inglesa. Si inauguraban el año con una mixtape en cassette, lo concluyen de la misma manera. “Post Collapse” es la segunda referencia del nuevo sello DDS y un bodegón de música rara servida en dos generosas raciones de 28 minutos por cara que cualquier coleccionista de Demdike Stare deberá añadir a su espectacular serie de mixes: noise retumbante, free jazz, proto-techno, industrial, drones, brujería, la misma receta de siempre al servicio de oídos curiosos. RG

eMMplekz: “Your Crate Has Changed” (Mordant Music)

eMMplekz: “Your Crate Has Changed” (Mordant Music)

Nota: 7.5

La alianza creativa entre Mordant Music y Ekoplekz comenzó en 2012 con “IZOD Days”, un vinilo de tirada limitada que, en principio, se planteó como experimento sin visos de continuidad. Pero la química entre el Barón Mordant y Nick Edwards funcionó bien y un año después hay segunda parte, nueva entrega de esta fórmula esotérica que nos hace regresar a los días en los que hablar de ‘hauntology’ era tendencia. Nuevamente, el segundo álbum de eMMplekz se distribuye únicamente en vinilo (y en digital, pero nunca en CD) y está diseñado para una escucha profunda, de sumergirse dentro: voces que trazan una declamación poética terminal, crujidos y bajos palpitantes, ambientes como de cielo gris a punto de desplomarse. No va a sorprender a nadie, pero va a dar gustillo a más de uno. RG

Jagwar Ma: “Come Save Me Remixes” (Mom + Pop)

Jagwar Ma: “Come Save Me Remixes” (Mom + Pop)

Nota: 7.8

Jagwar Ma se han colado casi sin querer (y sin nosotros enterarnos) entre uno de los grandes debutantes de este 2013. Prueba de su importancia en este año tan granado es este maxi que lanzaron recientemente. Aprovechando su actual sencillo, “Come Save Me”, una infecciosa y muy festiva pieza de pop psicodélico que gustará a los fans de Tame Impala, han decidido que la remezclen nada más y nada menos que Andrew Weatherall, Pachanga Boys, Matthew Dear y Flight Facilities. El primero la transforma en un número de electro que recuerda mucho a Human League, los dicharacheros Pachanga Boys lo reinterpretan en una pieza de disco cósmico de más de doce minutos de duración, el jefazo de Ghostly le da su toque marciano y Flight Facilities lo convierten en un ejercicio de house tropical de lo más refrescante. Lo dicho, si eres DJ, hazte rápidamente con él. RM

Magic Mountain High: “Live at Freerotation” (Workshop)

Magic Mountain High: “Live at Freerotation”

Nota: 7.8

El pasado mes de julio ya se publicó un “Live at Freerotation” en un vinilo seductor y que dejaba con ganas de más: eran dos rebanadas de directo, a razón de 13 y 17 minutos por cara, que resumían una actuación de Magic Mountain High –que es lo mismo que decir Move D + JuJu & Jordash– en el festival alemán Freerotation. Era un total de media hora de techno pulsante y acuoso, con bombos duros pero que se escurrían como jabón, con ese sonido tan envolvente y analógico que practican estas dos generaciones del techno continental. Y aquel vinilo, vive Dios, sabía a muy poco. No era la grabación completa del show, y finalmente aquí la tenemos: en un CD sobrio como todo lo que editan en Workshop, organizado en una sola pista y con toda la grasa sobre la mesa. Una versión expandida de un trip technoide en el que Magic Mountain High van produciendo sobre la marcha un arco iris de texturas coloristas y beats pálidos. Unos mentolados y a evadirse: sin dudarlo. RG

Orla Wren: “Book of the Folded Forest” (Home Normal)

Orla Wren: “Book of the Folded Forest”

Nota: 7.3

Orla Wren dosifica mucho (y muy bien) sus lanzamientos, aunque eso le ha traído una contrapartida: no ser lo suficientemente insistente como para calar hondo entre un público extenso. Así, se ha quedado como un secreto minoritario del ambient-folk contemporáneo. Sus comienzos están en el sello Expanding (firmó su álbum de debut en 2006), luego pasó a Flau (en 2009) y ahora a finales de 2013 regresa en una nueva casa, pero con el mismo discurso forestal y mágico de siempre. En “Book of the Folded Forest” suenan cajitas de música, arcos de violín temblorosos, el viento agitando las hojas, susurros de hada, pianos y sintes etéreos, contando con la colaboración de artistas de la misma onda en su pequeña orquesta naturalista: Danny Norbury, Eva Puyuelo, Keiron Phelan, Lori Scacco… Como Savath & Savalas en un cuento de hadas perverso. RG

The Flaming Lips: “The Time Has Come To Shoot You Down… What A Sound” (Lovely Sorts Of Death Records)

The Flaming Lips: “The Time Has Come To Shoot You Down… What A Sound”

Nota: 6.4

The Flaming Lips no paran, pero tienen motivos para hacerlo. No todos los años se celebran tres décadas de música. Y para ello han querido mantener su actividad productiva a toda máquina. Además de un nuevo álbum, el 13º ya, “The Terror”, que llegó a las tiendas el pasado abril, también han tocado algunos de sus discos por completo en distintos directos y hasta han grabado una canción para la banda sonora de “El Juego De Ender”. Pero su última locura, la que ahora nos ocupa, es “The Time Has Come To Shoot You Down… What A Sound”, en el que versionan el primer disco de The Stone Roses (como ya hicieron en el pasado con King Crimson y Pink Floyd). La idea es loca y escuchándolo lo es aún más. Seguramente no vayan a ganar adeptos de ninguno de los dos lados, pero como boutade merece la pena echarle una escucha. Además, cuenta con invitados como Poliça y Peaking Lights. MGS

Varios: “Purple Snow: Forescasting the Minneapolis Sound” (Numero Group)

Purple Snow: Forecasting the Minneapolis Sound

Nota: 8.0

Todo en el título alude a Prince: la lluvia púrpura tornada en nieve del mismo color, la escena funk de Minneapolis de la que bebió Roger Nelson… Precisamente, en un momento en el que la influencia de Prince en la nueva generación de músicos electrónicos es más patente que nunca, se hacía necesario rebuscar entre las raíces de su sonido, aquel híbrido insólito de rock, funk y disco que le ha convertido en uno de los músicos más grandes del siglo XX. Esta recopilación, seleccionada con esmero por el sello Numero Group, y documentada con un libro que hará salivar a los compradores habituales de revistas como Wax Poetics, reúne una colección de canciones firmadas por bandas oscuras de Minneapolis en los 70. Aparece André Cymone ( “Somebody Said”), que fue uno de los primeros colaboradores de Prince, y también 94 East, la primera banda en la que tocó nuestro hombre antes de dar el salto en solitario, todavía adolescente. Y el resto son maravillas: descubramos a Aura, Haze, Cohesion, Quiet Storm, The Girls y Sue Ann Carwell y sigamos aumentando nuestra colección de joyas ocultas de la mejor música negra. RG

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar