Jägermeister

Los tatuadores de los famosos también son famosos

Bienvenidos a Shamrock Social Club, una meca de la creatividad colectiva

En Sunset Boulevard, en pleno corazón de Hollywood, hay un lugar en el que la élite y los submundos se mezclan, un lugar sagrado de paredes oscuras en el que la muerte deja su papel unificador a una camilla en donde los mejores raperos y actores de cine, ex convictos y gente cool de todo el mundo hacen cola para tatuarse.

Es el Shamrock Social Club. Allí, Mark Mahoney, leyenda viva del tatuaje, es el jefe, y a su alrededor ha conseguido confeccionar toda una escena de tatuadores y diseñadores. 

Mahoney, con un sofisticado estilo gangster de los años cuarenta, empezó a tatuar en los setenta, cuando tatuar era ilegal y el dolor más intenso. Ahora, con tantas cremas para reducir el dolor y la posibilidad de borrar los tatuajes mediante láser, considera que parte de la magia se ha perdido. Pero él sigue mirando al futuro.

Para él, los tatuajes son obras de arte para llevar, arte democratizado para la gente de la calle.

Es el tatuador de confianza de la mayoría de celebridades que se pasean por Los Ángeles, entre las que se encuentran Rihanna, Lady Gaga, Johnny Depp o David Beckham.

Dr. Woo es el nuevo gurú del grupo. La lista de espera para obtener uno de sus tatuajes detallistas pero minimalistas es de un año.

Perma Vaycay 🌴 @edcee3000 🌴

Una foto publicada por dr_woo_ssc (@dr_woo_ssc) el

California bear steeze

Una foto publicada por dr_woo_ssc (@dr_woo_ssc) el

Quienes lo han probado saben que la experiencia de dejarse tatuar por Woo es mística. Durante sus sesiones, mientras la sangre brota mezclada con el dolor, el doctor siempre escucha pacientemente a sus clientes desahogarse en una extraña terapia improvisada.

Entre sus clientes ilustres se encuentra Drake.

Good hangtime with the G's @xxxsodaxxx @edcee3000

Una foto publicada por dr_woo_ssc (@dr_woo_ssc) el

From the artwork of the one and only #robertlongo

Una foto publicada por dr_woo_ssc (@dr_woo_ssc) el

Freddy Negrete, otro de los integrantes de Shamrock, aprendió a tatuar en la cárcel. Aquella pasión lo sacó del atolladero y ahora ha terminado diseñando tatuajes para múltiples películas de Hollywood como Con Air: convictos en el aire protagonizada por Nicolas Cage.

Finished this upper sleeve, on @jstrick

Una foto publicada por Freddy Negrete (@freddy_negrete) el

#audryhepburn #breakfastattiffanys on @tatiana_yappidays

Una foto publicada por Freddy Negrete (@freddy_negrete) el

Negrete es otra de la leyendas vivas del tatuaje. Él llevó a la calle el estilo negro y gris propio de las cárceles donde, al no disponer de tinta, los presos utilizaban cenizas de cigarrillo o tinta china para tatuarse.

Su pasado le ha guiado a un estilo duro y realista.

Working our way around on @jpq3983

Una foto publicada por Freddy Negrete (@freddy_negrete) el

Don't usually post unfinished work but oh well. This one is really big on the ribs @akachatty

Una foto publicada por Freddy Negrete (@freddy_negrete) el

Los estilos de este clan de outsiders son muy diferentes, pero todos comparten la idea de que usar la piel como lienzo es arte a la altura de un museo. Por eso, en el Shamrock Social Club, los tatuadores, además de tatuar a las estrellas, también son ellos las estrellas.

Porque las mejores ideas siempre surgen en compañía, Jägermeister te presenta esta historia sobre el Shamrock Social Club.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

cerrar
cerrar