Jack Daniel’s Independent Spirit

El último hombre que desnudó a Marilyn

En la íntima The Last Sitting, Bert Stern inmortalizó a la ambición rubia unas semanas antes de que se quitara la vida; su trabajo es otro de los imprescindibles de Rai Robledo

"¿Quieres fotografiarme desnuda, verdad?". Marilyn Monroe lanzaba finalmente la pregunta al fotógrafo Bert Stern. Era junio de 1962 y ambos estaban en el interior de una habitación del hotel Bel Air de Los Ángeles, donde habían acudido para realizar una sesión fotográfica encargada por la revista Vogue. De fondo sonaba “ All I have to do is dream”, de The Everly Brothers. "Olvidé que estaba casado, olvidé mi vida en Nueva York. Estaba enamorado. Era mucho más guapa y más fácil de trabajar de lo que esperaba".

Seis semanas después, Marilyn moría en la misma ciudad a causa de una sobredosis de barbitúricos. Stern se convirtió, a partir de ese momento, en el último fotógrafo que la retrató con vida. Y a esa etiqueta ha estado ligado su nombre para siempre.

De aquella sesión, Marilyn decidió desechar unas cuantas instantáneas –que ella misma tachó- por considerar, quizá, que no la mostraban en la perfección deseada. A Vogue tampoco le convenció del todo el encargo por considerar las fotografías demasiado “espontáneas”. Stern guardó los contactos que no le servían y acordaron repetir la sesión, esta vez vestida y todo el glamour que debía arropar a una diva.

El resultado de ambos encuentros es conocido como The Last Sitting (La Última Sesión): 2.571 imágenes del mito erótico más grande de todos los tiempos desnuda, vestida, de pie, de lado, recostada sobre una cama, seria, divertida, complaciente, cercana, inalcanzable… Tan solo una cicatriz todavía fresca en su abdomen, producto de una reciente operación de vesícula, parecía querer recordar su condición de mortal; esa maldita condición que se revelaría trágicamente solo unas pocas semanas después.

Marilyn nunca llegó a ver publicadas aquellas fotos. “Entonces supe –reconocía Stern muchos años después, recordando aquel día aciago- que mi historia de amor con ella había acabado”. Stern murió este pasado mes de junio, a los 83 años, en su casa de Mahattan. Un par de años antes, trató de repetir aquella sesión con Lindsay Lohan, pero el resultado no fue ni parecido. “No hay nadie a quien desee fotografiar hoy día. Las otras estrellas no son nada comparadas con Marilyn Monroe”.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar