PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Studio

Un hospital infantil salva la vida a una cría de hipopótamo prematura

H

 

En el zoo no eran capaces de ayudar a la pequeña Fiona, pero, puerta con puerta, tenían un hospital infantil en el que estuvieron encantados de tratarla

PlayGround

23 Febrero 2017 06:00

Los hipopótamos bebé son una auténtica pasada. A diferencia de los bebés de elefante, que nacen pesando unos 90 kg, los hipos son muy pequeñitos al nacer. Con ese aspecto y ese tamaño, podrían encajar perfectamente como otro mini dinosaurio más en la cuadrilla de Piecito.

Normalmente las crías de hipopótamo pesan entre 25 y 54 kilos al nacer, pero la pobre Fiona, una hembra prematura nacida en el zoo de Cincinnati (el mismo en el que mataron al pobre Harambe, Dios lo tenga en su gloria), era una bolita de apenas 13.


A picture of Fiona the hippo sleeping after a bottle feed



Fiona, que había llegado al mundo seis semanas antes de la fecha que le correspondía, empezó a ponerse cada vez más pachucha. Se negaba a beber su leche, por lo que provocó que que se deshidratara, hasta llegar a un punto en el que necesitaba urgentemente tratamiento intravenoso.

Pero en el zoo no eran capaces de hacerlo: las venas de los prematuros son muy finas, motivo por el que puede resultar una tarea muy complicada. Por suerte, casi puerta con puerta con el zoo, hay un hospital infantil en el que estuvieron encantados de ayudar a Fiona a recuperarse.


Staff from Cincinnati Children's Hospital Medical Center and the zoo care for the zoo's premature baby hippo, Fiona, on 20 February, 2017.


share