PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Historias

12 vídeos de celebridades que arruinaron su reputación

H

 

¿En serio has grabado eso?

Franc Sayol

29 Junio 2015 11:18

No es que las celebridades actuales se comporten peor que las de otras épocas. Cualquiera que haya leído Hollywood Babilonia lo sabrá. Lo que ocurre es que ahora existen muchísimos más medios para capturar sus idas y venidas. Los teléfonos móviles, Internet y las redes sociales han sido la puntilla definitiva a la intimidad de los famosos. Ahora, los deslices quedan para siempre. Y, en ocasiones, pueden llegar a poner en serio peligro la reputación de sus protagonistas. O, incluso, costarles su carrera. Aquí van 12 ejemplos de ello.

1. El freestyle de Iggy Azalea.

Iggy Azalea intentó hacer un freestyle pero lo que le salió fue una sucesión de onomatopeyas más propias de Ace Ventura que de una rapera de fama mundial. Desde aquí damos las gracias al usuario de YouTube que ha subtitulado la letra. Así ya podemos aprendemos la frase “when a wimmana when a winno when a winni leg up a chinga ho so co” para cuando venga en concierto. Pocos días después de que este vídeo viera la luz, la rapera canceló su gira americana.

2. Ashlee Simpson en SNL.

Fue un error del batería, que lanzó la pista de voz equivocada, pero este failaco de Ashlee Simpson en uno de los programas más importantes de la televisión americana le costó su carrera. Lo mejor del vídeo es esa suerte de bailecito cumba que intenta hacer segundos antes de largarse del escenario. Que alguien proponga ese paso como el baile oficial del “momento retirada”.

3. John Galliano ama a Hitler.



John Galliano estaba tranquilamente emborrachándose solo en un café parisino cuando dos turistas feas tuvieron la osadía de cruzarse en su camino. “Amo a Hitler”, les soltó. Ni siquiera eran judías, pero eran tan morenas y tan feas que quiso decirles lo más malévolo que se le ocurrió. Lo más curioso es que él es, efectivamente, feo y moreno. Resultado: expulsado de Dior y condenado al ostracismo en el mundo de la moda.

4. Tom Cruise en el sofá de Oprah.

No, este vídeo no acabó con la carrera de Tom Cruise. Pero desde ese momento nadie pudo negar que está como una regadera. Las carcajadas espontáneas, la reverencias, las sacudidas a Oprah, los saltos simiescos en el sofá... todas las señales indican que estamos ante un tipo fuera de control. Y aún así, las mujeres histéricas del público se las apañan para ser lo más perturbador del show.

5. La orgía nazi de Max Mosley.

Pobre Max Mosley. Desde que salió a luz el vídeo con metraje de su orgía sadomasoquista con cinco prostitutas disfrazadas de nazis probablemente ha tenido que moderar sus fantasías. Se dice que desde entonces el mayor placer que ha tenido ha sido la paliza de los alemanes a los ingleses en el Mundial de Sudáfrica 2010.

6. La flauta de Katy Perry.

Se la entregan en una lujosa almohada, como si de un caliz sagrado se tratara. Entonces procede a tocar una embriagadora melodía de tonos arabescos. A cada fraseo se detiene y mira al público, orgullosa de sus habilidades, casi desafiante. Y de pronto, ocurre lo impensable: la flauta se vuelve mágica y empieza a sonar sola. “Lo siento, no sé tocar la flauta”, se sincera. Lo más curioso es que, en inglés, eso no es una “flute” sino un “recorder”. Katy a tope.

7. El momento “Rey León” de Michael Jackson.

Para cuando llegó noviembre de 2002, Michael Jackson ya había tomado un buen número de decisiones equivocadas. Pero siempre se puede poner el listón un poco más alto. Durante una estancia en Berlín, tuvo la ocurrencia de zarandear a su hijo de 9 meses en el balcón de su habitación ante la atónita mirada de los centenares de fans que se agolpaban en la puerte del hotel. Luego, cual torero con la faena bien hecha, tiró la sábana con la que cubría al bebé al público.

8. La entrevista de Blur con Nardwar.

Si por algo es conocido el histriónico periodista canadiense Nardwar es por sacar a relucir la verdadera naturaleza de sus entrevistados. Una mala noticia para Dave Rowntree, batería de Blur, quien, en esta entrevista de 2003, aparece como el típico bullanguero hasta las cejas de farlopa que podías encontrarte en cualquier pub británico. En su favor cabe decir que se disculpó públicamente y afirmó que esa entrevista fue un punto de inflexión en su decisión de dejar la cocaína.

9. El racismo de Kramer.

Era el personaje más querido de Seinfeld y, de la noche a la mañana, pasó a ser un racista furibundo. En noviembre de 2006, Michael Richards perdió la cabeza en un club de comedia de Los Angeles y la emprendió contra un grupo de espectadores negros que le habían interrumpido. A los fans de la serie nos rompió el corazón. En su reciente aparición en Comedians In Cars Getting Coffee demostró que todavía está consternado por ello. Sabe que Kramer nunca lo haría.

10. La hamburguesa de David Hasselhoff.

En su momento, este vídeo de David Hasselhoff intentando comerse una hamburguesa con una taja descomunal generó mucho revuelo. Pero, en realidad, todos hemos estado ahí. David, tranquilo. Los que sueltan discursitos es porque no saben que estando borracho cualquier comida sabe mejor. Especialmente la grasienta.

11. El crack de Rob Ford.

Siendo alcalde de Toronto, a Rob Ford le fotografiaron fumando crack. También le filmaron en una hamburguesería estando tan borracho que hablaba con acento jamaicano. Es cierto que estos escándalos le acabaron costando el puesto, pero, quizá, lo más escandaloso es que Ford esté planeando su regreso al ruedo político y nadie se lleve las manos a la cabeza. Sí, efectivamente es todo un crack.

12. Ray Rice en el ascensor.

La carrera de Ray Rice en la NFL acabó en el preciso instante que TMZ se hizo con el vídeo en el que aparece propinando un brutal puñetazo a su mujer en un ascensor. Cualquier otra cosa hubiese sido un insulto a la humanidad. El vídeo, por su parte, sigue encogiéndonos el estómago cada vez que lo vemos.


Todo eran risas hasta que alguien sacó el dichoso móvil



share