Historias

En realidad, el Mannequin Challenge fue un invento de la época victoriana

Todas las modas vuelven... hasta las que datan del 1800

El Mannequin Challenge es uno de esos retos de internet de los que nadie se acordará en unos meses. Como el Ice Bucket Challenge o el Harlem Shake, pasará sin pena ni gloria. Pero, a diferencia de todos ellos, no es una invención precisamente contemporánea.

Aunque el primer Manquin Challenge como tal fue realizado por un grupo de estudiantes de un instituto de Florida el pasado octubre, la idea viene de muy lejos. Según informa Inverse, el hecho de quedarse completamente quietos recreando situaciones era un entretenimiento habitual de la clase alta de la época victoriana.

El juego se llamaba “tableaux vivants” (literalmente, “cuadros vivientes”) y es una técnica que tiene sus raíces en el teatro medieval inglés. La idea era elegir una escena famosa de la historia, la literatura o el arte y recrearla totalmente congelados, con vestimenta y attrezzo incluidos.

Para los victorianos, quedarse completamente quietos recreando situaciones era un entretenimiento habitual de la clase alta.

En Parlor Tableaux and Amateur Theatricals, una publicación estadounidense de 1871, se detallan diferentes normas y consejos para llevar a cabo este particular entretenimiento. El libro tiene más de 300 páginas y, entre otras ideas, se sugiere utilizar “de 5 a 10 diseños variados, incluyendo selecciones clásicas, domésticas, serias y cómicas”.

En los grandes banquetes y festines era una práctica típica de los anfitriones, que buscaban de esta forma sorprender y deleitar a los invitados. Las opciones eran ilimitadas. Podían coordinar a un grupo para hacer una pose de Macbeth o algún cuadro famoso de Rembrandt.

Cuando se trataba de acontecimientos históricos o literarios, los que practicaban el “tableaux vivants” podían adaptarse a las formas que quisieran, mientras que cuando recreaban un cuadro intentaban imitarlo a la perfección.

No escuchaban a Rae Sremmurd de fondo, ni lo colgaban en las redes sociales, pero no les hacía falta para montarse sus propias fiestas estáticas

Cada quien tenía sus gustos predefinidos, pero sin duda se convirtió en una práctica muy popular. Incluso, la Reina Victoria de Inglaterra llevó a cabo uno –que fue dibujado a lápiz– con motivo del 33 cumpleaños de su marido.

No escuchaban a Rae Sremmurd de fondo, ni lo colgaban en las redes sociales, pero no les hacía falta para montarse sus propias fiestas estáticas.

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar