PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Historias

Acéptalo: en Tinder te dan las mismas calabazas que en la vida real

H

 

Si creías que con esta app ibas a ligar más, estabas equivocado

Carlota Ming

31 Octubre 2014 16:48

Unos 50 millones de personas usan Tinder cada mes. Cada día, más de 1.000 millones de perfiles son vistos, de entre los cuales se generan 12 millones de conexiones. Recapitulemos: más de 1.000 millones de visualizaciones para 12 millones de contactos reales. O lo que es lo mismo: por cada 12 "matches" hay 988 rechazos.

Lo que vienen a decir estos datos publicados por el New York Time es que, después de dos años en funcionamiento, Tinder es la app más popular para ligar, pero el número de rechazos que se producen son muchísimos, tantos como en la vida real.

Otra forma de enfocarlo sería que este gran lobby de las apps alrededor de las relaciones amorosas se nutre de una ilusión: nos hacen creer que es más fácil. La propia empresa ofrece cifras apabullantes: de promedio, los usuarios entran en la aplicación 11 veces al día. Las mujeres pasan 8 minutos y medio por sesión y los hombres 7, lo que se resume en 90 minutos diarios.

Los directivos de Tinder afirman que su sistema es el que más se adapta a la realidad porque el primer contacto que tenemos con alguien es el de la apariencia física. “Nosotros no obligamos a los usuarios a rellenar formularios sobre hobbies y preferencias. No es así como creemos que la gente se conoce en la vida real”, explicó el cofundador Sean Rad a The New York Times.

Un estudio de la Universidad de California demuestra, sin embargo, que Tinder no es tan superficial como parece: la gente no elige a aquellos más guapos o guapas, sino que intenta fijarse en detalles como el gesto o la ropa para saber si pueden tener algo en común con esa persona.

No obstante, parece ser que no hay un algoritmo que asegure la compatibilidad ni aumente las posibilidades de que dos extraños se conviertan en una pareja. De hecho, el mismo estudio de la Universidad de California desveló que en Tinder se produce un comportamiento habitual en la vida real: los hombres son más propensos a aprobar a las mujeres que ven en su pantalla (46%) que viceversa (14%).

En definitiva, aplicaciones como Tinder han añadido comodidad y seguramente más posibilidades de flirteo, en tanto que podemos bucear entre opciones disponibles en pijama y sentados en el sofá. Sin embargo, esta app no ha llenado las calles de nuevas pareja o relaciones. Jo.

share