PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Historias

Ronroneando en la oficina: la disparatada vida de un gato ejecutivo, en 23 viñetas

H

 

No necesito ser un buen jefe... porque soy un buen felino

Luis M. Rodríguez

19 Febrero 2015 12:29

Ilustraciones de Tom Founder.

Donde tú ves una mesa que merece la pena cuidar, ellos ven una lima de usar y tirar para afilar sus uñas. Donde tú ves un armario que deseas mantener ordenado y limpio, ellos ven un acogedor cuarto oscuro en el que repatingarse durante horas a soltar toneladas de pelo. Donde tú ves un simple embalaje vacío que lleva días estorbando en mitad del pasillo, ellos ven una lujosa casa de verano, una majestuosa guarida.

Los gatos son así: las normas de nuestro mundo no van con ellos.

Su desobediencia es el reflejo de una certeza: el gato sabe que la casa es suya y que tú trabajas para él.

Tu sueño acaba en el momento en que a ellos les entra el picor de la sed o el hambre. Su humor, y no el tuyo, se ocupa de dictar los tiempos que corresponden al juego, a la pereza, a las caricias o al arrumaco. El gato ocupa el espacio que le apetece, cuando le apetece, sin preocuparse de si ese es el lugar designado para él. Van por libre. Y saben que acabaremos cediendo ante sus rarezas y sus caprichos.

Ahora, imagina que ese dinámica de convivencia se trasladara de casa a la oficina. Imagina que tu gato se convierte en un alto ejecutivo. Imagina que asciende en el organigrama hasta convertirse en CEO. ¿Cómo sería trabajar a las órdenes de un minino?

Eso mismo es lo que imagina el artista Tom Fonder en The Adventures of Business Cat, un webcomic concebido junto a Rachael Robins que describe el día a día de un emprendedor gatuno que ha decidido "ordeñar la vaca del dinero corporativo para probar el sabor del éxito".

Nuestro ejecutivo minino trabaja en la City londinense. Su idioma materno es el inglés, y así se le puede oír hablar en la web que sirve de hogar para sus aventuras. Pero como buen hombre de negocios acostumbrado a viajar, también domina otras lenguas. Por eso, hoy aquí lo tenemos hablando español. Sí, nos hemos tomado la libertad de traducir sus diálogos. Él en nuestro lugar también se la hubiera tomado.

Así es su día a día.

1. CAFÉ.



2. PORTAFOLIO


3. AUMENTO DE SUELDO.


4. JUEGOS DE OFICINA


5. CARISMA


6. WHISKEY



7. INFORMES


8. MADRUGADOR



9. LAVABO DE EMPLEADOS


10. LAVABO DE EJECUTIVOS


11. FOTOCOPIADORAS


12. TECLADO


13. PUERTA


14. TERRITORIO


15. PROBLEMAS INFORMÁTICOS


16. SENSIBILIDAD


17. SECRET SANTA


18. RELACIONES PELIGROSAS


19. ARRUMACOS PESADOS


20. LLEGAR TARDE


21. VIAJE


22. CONFUSIÓN


23. LÍMITES



Toda una vida trabajando por una lata de Whiskas





share