PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Historias

Los tenderos rebeldes que están arrinconando a la mafia en su propia casa

H

 

En Sicilia, los comerciantes están entregando a los mafiosos a la policía

PlayGround

05 Noviembre 2015 06:00

La provincia de Palermo suele recibirte con la cabeza gacha, como si se avergonzara de ser la cuna de la mafia siciliana.

Ahora, los tenderos de Bagheria, un municipio situado a 16 kilómetros de la capital siciliana, están mostrando el camino para que al región pueda levantar la mirada de nuevo.


Los tenderos de Bagheria están liderando la rebelión de la población siciliana contra la mafia


Este lunes, la policía italiana emitió 22 ordenes de arresto contra sendos mafiosos después de que 32 tenderos y comerciantes denunciaran sus prácticas.

Según la policía, este nivel de cooperación ciudadana contra la mafia no tiene precedentes. En Italia, nunca antes tantos comerciantes se habían rebelado contra la mafia al mismo tiempo. No en vano, los medios del país lo han denominado “la revuelta de los tenderos”.

En la lista figuran nombres de jefes mafiosos como Gino Di Salvo, Nicola Eucaliptus, Onofrio Morreale y Gino Mineo. Todos ellos presuntamente conectados a Bernardo Provenzano, considerado el último gran capo de la mafia Siciliana.

“Esta operación demuestra que la gente de Sicilia está cansada de la mafia. Están cansados de estar oprimidos por su arrogancia”, ha declarado el coronel Salvatore Altavilla, investigador jefe de la operación.


Este nivel de cooperación ciudadana no tiene precedentes en Italia.


Según Altavilla, todos los negocios de Bagheria debían pagar tasas mensuales que iban a de los 1.000 a los 5.000 euros. Los constructores, por su parte, estaban sujetos a un “impuesto” del 3% en todos los trabajos que les fuesen encargados.

Los tenderos que han colaborado en la operación se encuentran bajo protección policial. La mafia es conocida por asesinar a los informadores de la policía y, en el caso de los negocios que extorsiona, por quemar los locales de aquellos que no pagan.

La mafia siciliana, conocida como Cosa Nostra, fue la organización criminal más poderosa de Italia, pero ha ido perdiendo su influencia gracias a la captura de muchos de sus jefes por parte del estado.


El pacto de silencio de la Cosa Nostra, cada vez más erosionado


Gran parte de este éxito se ha ligado a la habilidad de la policía para erosionar el pacto de silencio de la mafia, conocido como omertá. Tanto los familiares de los mafiosos como los comerciantes cada vez se muestran más dispuestos a hablar con las autoridades. La “revuelta de los tenderos” es otro ejemplo de ello.

En declaraciones a Time, Patrizio Cinque, alcalde de Bagheria, se ha mostrado orgulloso de la valentía de sus ciudadanos. “Si tuviera que imaginarme el fin de la mafia, sería maravilloso si empezara con la historia de 36 emprendedores que un mes de noviembre dijeron no a la mafia”.

[Vía Time]



share