Historias

Esta startup permite alquilar a gente cool para que salgan de fiesta contigo

¿Pagarías por sentirte el rey de la discoteca?

Siempre están apuntados en la lista, saben dónde se hacen las mejores fiestas y tienen pase backstage ahí donde van. Son los fiesteros con contactos, aquellos que siempre parecen saber algo o conocer a alguien que a ti se te escapa. Puede que tengas algún amigo así. Pero si no es el caso, gracias a Zoola Fix pronto podrás alquilarlo.

Zoola Fix es una plataforma que permite alquilar a una persona bien conectada para que te lleve de fiesta con ella. Los llaman “Fixers” y ejercen como una suerte de guías turísticos por la vida nocturna de la ciudad. La idea está especialmente pensada para turistas que quieran experimentar una noche de fiesta como si fueran locales, pero también sirve para aquellos que estén aburridos de tener siempre los mismos planes.

El funcionamiento del servicio es simple: encuentras la persona que más te convenza, contratas sus servicios y te vas de fiesta hasta que salga el sol. El Fixer se encargará de diseñar el plan de la noche según sean tus preferencias, ya sean los clubes underground más polvorientos o los bares de postín más exclusivos. Las tarifas pueden oscilar entre los 90 y los 150 euros por noche.

El asistente también se ocupará de todas las tareas que rodean una noche de fiesta: te procurará la entrada del club, se encargará de dejar tu abrigo en el guardarropía y hará cola en la barra para que no pierdas el tiempo esperando para una copa. Incluso se encargará de conseguirte un taxi para volver a casa o de encontrar el mejor after en caso de que te queden ganas de fiesta.

Evidentemente, los fixers deberán acreditar ser fiesteros redomados para poder ofrecer sus servicios. “Los fixers no son gente inocente que pasaba por ahí, son los que están en el club hasta que encienden las luces y no están satisfechos hasta que no han encontrado un after. La cuarta ronda de tequilas será su idea e ir a tres clubes distintos en vez de uno será su idea”, ha dicho Richard Walker-Smith, fundador de Zoola Fix a Business Insider.

El servicio ya está disponible en Londres y Nueva York, pero es posible que pronto se extienda a nuevas ciudades. Para Walker-Smith, su potencial es enorme. “He organizado fiestas en mansiones a lo Project X y bacanales para gente como Cirque du Soleil. Pero, para mí, nada será tan divertido como esto. Yo mismo seré un Fixer y no puedo esperar a conocer a gente de alrededor del mundo, enseñarles mis rincones favoritos y ganar dinero por salir de fiesta”.

Lo que propone Zoola Fix es llevar el modelo de la economía colaborativa a las relaciones sociales. En cierto modo, es el Airbnb de las discotecas, o el Uber de los fiesteros, o una mezcla de ambos. Está por ver, sin embargo, cuántos Fixers realmente influyentes se prestarán a ofrecer sus servicios. Y es que podría darse la paradoja de que ofrecer este tipo de servicio podría desvirtuar el valor del mismo.

Cuando una persona tiene este tipo de influencia es porque su presencia aporta valor añadido ahí donde van. Normalmente se trata de gente que se mueve siempre en los mismos círculos, donde los “intrusos” que no alcanzan cierta cuota de coolness no suelen ser bienvenidos. ¿De verdad habrá gente que estará dispuesta a comprometer sus privilegios rodeándose de gente que necesita pagar para sentirse guay? En la mayoría de casos, probablemente el estatus prevaldrá sobre un puñado de euros.

Como si fuera un Uber de gente cool, Zoola Fix busca llevar el modelo de la economía colaborativa a las relaciones sociales.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar