Historias

Tus peores pesadillas son un dulce sueño al lado de esto

El mejor cine de miedo está… en tu cerebro

Piensa en tus pesadillas. Piensa en la angustia que sientes en esos momentos, en esa sensación de ahogo que te atasca el pecho cuando tu subconsciente decide llevarte hacia esa dimensión onírica en la que sabes que puede ocurrir de todo, pero todo malo.

Imagina ahora ese mismo escenario de ansiedad y miedo, pero con una nueva variable: la pesadilla no acaba cuando despiertas; la pesadilla comienza en el justo instante en el que abres los ojos.

Sentía como si algo estuviera encima de mí. Algo pesado, que me sujetaba con fuerza contra la cama.

«Recuerdo de forma vívida mi primera vez. Estaba dormido y me desperté cuando sentí como si alguien hubiera caído sobre mi cuerpo. Pensé que mi hermano había saltado sobre mí e intenté gritarle. Sólo conseguí sacar un hey con voz floja y sentí como si una mano diera una palmada sobre mi boca».

Así comienza el testimonio real de un episodio de parálisis del sueño. Y lo que sigue, parece sacado de una película de miedo.

«De repente estaba despierto y con los ojos de par en par. Aún sentía como si algo estuviera encima de mí. Algo pesado, que me sujetaba contra la cama. Conseguí serpentear un poco y pude girar ligeramente mi cabeza.

»Enfrente tenía un armario con una puerta de espejo. En el espejo no veía que hubiera nada sobre mí, pero de pronto oí un shhh en mi oído derecho. Entonces, en el espejo, pude ver a una sombra con forma de hombre a los pies de la cama.»

Su cuerpo era oscuro pero parcialmente transparente. Aquel fue el momento en el que me sentí mortalmente aterrorizado».

Quien sufre de parálisis de sueño tiene plena consciencia de sus pensamientos, pero físicamente está paralizado, atrapado en su propio cuerpo inmóvil.

La narración de este anónimo sufridor resume las constantes que experimentan quienes sufren de parálisis del sueño, un forma de parasomnia que se produce durante la transición entre el sueño y la vigilia.

La manifestación física del fenómeno siempre sigue la misma pauta: estás durmiendo plácidamente, y de repente algo te despierta. Abres los ojos y te das cuenta de que no puedes mover ni un músculo.

Tienes plena consciencia de tus pensamientos, pero físicamente estás paralizado, atrapado en tu propio cuerpo inmóvil.

Por si fuera poco, la escena a menudo se completa con alucinaciones auditivas y visuales de carácter siniestro.

El trastorno se debe a una intrusión de un estado de REM durante un estado de vigilia: estás despierto, pero parte de tu cerebro sigue sumido en el sueño.

Sientes presencias y movimientos en torno a tu cuerpo inerte. Sientes como si alguien te estuviera inmovilizando. Intentas moverte, y nada. No hay manera de zafarse.

Lo que sigue te lo puedes imaginar: angustia, pánico, miedo por tu vida...

Tal es el mundo del desasosiego en el que bucea The Nightmare, un documental que recrea las experiencias reales de ocho personas acostumbradas a lidiar con las manifestaciones más terroríficas asociadas a la parálisis del sueño.

Detrás del filme está Rodney Ascher, conocido por Room 237, un documental en el que deconstruía El resplandor de Kubrick tratando de analizar todas las teorías locas y las interpretaciones que a lo largo de los años se han hecho de la película.

Queda claro que al tipo le va lo espeluznante. Además, esta vez sabe de lo que habla: él mismo sufrió numerosos episodios de parálisis de sueño durante su infancia.

La cinta estará disponible en VOD a partir del 5 de junio. Hasta entonces, cuidado con lo que sueñas. Podría hacerse realidad.

El pavor de soñar despierto

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar