PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Historias

El artista que reconstruye rostros de famosos con retazos de ciudadanos chinos

H

 

No, este no es Leonardo DiCaprio

PlayGround

13 Julio 2016 16:52

Mira atentamente esta foto de Leonardo DiCaprio. Sin duda, parece él pero... ¿Qué le pasa en la cara? Hay algo que no acaba de encajar muy bien del todo...

Efectivamente, no se trata realmente del actor, aunque tampoco es un doble... Es, ni más ni menos, que un collage realizado con diferentes fotografías de gente normal y corriente.

El mérito es del artista chino Zhang Wei que ha realizado 72 retratos de celebrities siguiendo la misma técnica.

Para cada retrato suele usar los rasgos faciales de entre 20 y 30 ciudadanos chinos totalmente anónimos. Una original forma de realizar un comentario crítico sobre la influencia de la cultura pop occidental en el país asiático.

Todo empezó en 2007, cuando Wei empezó a investigar la identidad china realizando retratos de familiares, conocidos, amigos y modelos. Sin embargo, no contento con el resultado, las guardó en un cajón.

No fue hasta dos años después que, inspirado por un videojuego en el que los usuarios podían diseñar a su novia ideal, se sintió fascinado por el significado que la identidad tomaba con aquel ser virtual y recordó su proyecto fallido.

Fue entonces cuando Wei decidió transformar todas las fotos que había tomado de gente de la calle en retratos de las estrellas que veneran como si de dioses mitológicos se tratara. 

Cada retrato le lleva a Wei dos semanas de tedioso trabajo, en el que compara bocas y narices entre su extenso archivo. También son necesarios un poco de Photoshop y alguna foto extra de complementos que puedan faltarle al personaje. Aunque, según el artista, lo más difícil es imprimirle a los sujetos alma y carácter, para que no den miedo.

Tal vez por ello, el de Hitler ha sido, hasta la fecha, el retrato que más tiempo le ha llevado realizar, teniendo que dedicarle más de un mes entero.

Wei reside en Pekín y nació antes de que China se abriera al comercio exterior en 1978, por lo tanto ha presenciado de primera mano cómo las influencias exteriores se iban filtrando hasta los tiempos de las multinacionales de comida rápida y las canciones de Taylor Swift.

De este modo, Wei visibiliza de forma manifiesta cómo la gente anónima se identifica con los famosos y cómo esas celebridades representan los sueños, esperanzas e ideales de la sociedad.

Vía Wired


share