Historias

Cómo reconocer a un chico Amélie en 5 síntomas

5 síntomas fatales de que podrías estar con uno de ellos

am am

La chica Amélie, esa criatura risueña y soñadora que tantos odios despierta con su forma afrancesada de ver la vida, ha muerto. Sin embargo, como la energía ni se crea ni se destruye, se ha transformado en un chico. Un cuerpo masculino desesperado por ver a la madre de sus hijos en cualquier mujer que se cruza en su camino.

En los últimos años hemos visto claros ejemplos de chicos Amélie en series como Cómo conocí a vuestra madre o en la película 500 días juntos. Pero, cuidado, porque también andan sueltos por la calle y son cada vez más.

Si eres un chico y te reconoces en la siguiente lista de síntomas: tranquilo, aún estás a tiempo de buscar ayuda. Sin embargo, si al que reconoces es al chico con el que estás, solo hay una solución: huir.

1) Te dicen que te quieren en la primera cita

Y lo peor es que creen en serio en lo que dicen, pero no es verdad. Sencillamente, no te conocen lo suficiente para ello.

Lo que ocurre es que les gustaría poder estar ya locos de amor por ti porque están desesperados por hacer vida de pareja con alguien e intentan forzar la situación con cualquier persona que les gusta, como si enamorarse fuera cuestión de empeñarse.

Además, creen que oír las dos palabras mágicas te derretirá y caerás rendida a sus pies pero, en realidad, cada vez que abren la boca lo único que consiguen que se te caiga a los pies es la libido.

2) Tienen una seria adicción al cliché

Los chicos Amélie siempre quieren sentir más de lo que en realidad sienten, así que solo son capaces de expresarse a través de un repertorio de frases manidas que suenan a todo menos sinceras y que suelen aludir al destino, a las almas gemelas o al horóscopo.

Además, como se te ocurra preguntarles qué es eso que tanto les gusta de ti, o cuáles son los motivos que les han llevado a quererte tan pronto, no sabrán darte explicación alguna.

Te dirán algo como “pues porque te quiero” o “porque sí” y encima te tacharán de fría o insensible cuando intentes hacerles ver que es un cursi.

3) Te miran como si fueras un cuadro en 3D

Sobre todo, ten en cuenta que cuando un chico Amélie te mira, no te está mirando realmente a ti. No te sorprendas si de repente un día lo ves bizquear como si estuviera intentando ver en ti a Jesucristo escondido en un 3D. Se debe a que siempre están intentando ver en ti a una chica soñada que tienen en su cabeza.

Conocer tus gustos reales y descubrir los secretos de tu personalidad les da bastante igual.

Es más, no les interesa en absoluto.

4) Se creen el protagonista de la última comedia romántica de Jennifer Aniston

Estar con ellos puede parecerse más a estar dentro de una película romántica estadounidense que a estar en la vida real. Probablemente, un día hasta te sorprendas a ti misma mirando alrededor a ver si encuentras la cámara escondida en alguna parte.

Lo que los chicos Amélie intentan llevar a cabo en el amor es el equivalente romántico de lo que algunos intentan llevar a cabo en el sexo después de haber visto mucho porno.

5) No eres tú, son ellos

No importa la cantidad de veces que intentes explicarles las razones por las que quieres que dejen de declararte su “amor” tan intensamente. Hablar con ellos es como hablar como una pared.

No pierdas el tiempo intentando sacarlos de ese papel que se han propuesto interpretar o del guión en el que quieren vivir. Es imposible.

De hecho, en toda esta historia, tú eres lo de menos. Tu lugar podría ocuparlo cualquier otra persona o incluso su almohada con una cara pintada y el mocho de la fregona por pelo. Solo te necesitan para que les des la réplica.

Antes te follaban como si fueras un saco de patatas, ahora quieren casarte contigo la primera noche

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar