Historias

La realidad virtual podría ser la nueva esperanza contra el Alzheimer

La clave de la prevención podría estar en un laberinto virtual

Imagen de cabecera de Andrew B. Myers

El origen del Alzhéimer sigue siendo un misterio. Es por ello por lo que, a pesar de los recientes avances, la enfermedad sigue siendo imposible de prevenir.

Un nuevo estudio realizado en Alemania, sin embargo, sugiere que podría predecirse con décadas de antelación utilizando la realidad virtual.

Para llevar a cabo el estudio, el equipo de investigadores pidió a personas de entre 18 y 30 años que navegaran a través de un laberinto virtual para poner a prueba la función de determinadas células cerebrales.

Según los científicos, aquellas personas con un alto riesgo genético de sufrir la enfermedad mostraban un rendimiento distinto en la prueba.

Éstos navegaban por el laberinto de forma distinta y mostraban un funcionamiento reducido de un tipo concreto de célula cerebral involucrada en el movimiento por el espacio.

El descubrimiento podría ayudar a comprender por qué las personas que sufren demencia pueden tener dificultades para moverse por el mundo, dicen los científicos, liderados por Lukas Kunz del Centro Alemán para Enfermedades Neurodegenerativas de Bonn.

“Los resultados podrían proporcionar un nuevo marco básico para los estudios preclínicos (aquellos que se realizan en animales antes de probarse en humanos) sobre el Alzheimer y podría darnos una explicación neurocognitiva de la desorientación espacial asociada a la enfermedad”, dicen los investigadores en Science.

En declaraciones a la BBC, la doctora Laura Phipps, de la ONG Alzheimer's Research, ha dicho que los resultados del estudio sugieren que podrían existir alteraciones en la orientación varias décadas antes de que la enfermedad se manifeste.

“A pesar de que no sabemos si los jóvenes que han participado en este estudio acabarán desarrollando Alzheimer, identificar los cambios tempranos en el cerebro asociados a los factores de riesgo genéticos es importante para ayudar a los investigadores a entender por qué algunas personas podrían ser más susceptibles a la enfermedad más adelante en sus vidas”, dice Phipps.

Tal y como explica Phipps, “los factores de riesgo del Alzheimer son diversos, e incluyen la edad, la genética y el estilo de vida, y la investigación es vital para permitirnos desentrañar cómo contribuye cada uno de estos factores al riesgo de que una persona padezca la enfermedad”.

A día de hoy todavía no existe ningún método para tratar el Alzheimer, y los únicos medicamentos que se utilizan son administrados cuando una gran parte del cerebro ya ha sido afectada. Identificar la enfermedad en sus primeras etapas, pues, podría resultar una revolución en el tratamiento de la misma.

[Vía BBC]

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar