Historias

Un pueblo de millonarios ha pagado 240.000 euros para no acoger a 10 refugiados

Oberwil-Lieli, un rico pueblo suizo se ha convertido en el primer lugar de Europa que prohíbe los inmigrantes


Oberwil-Lieli es una de esas ídilicas villas suizas rodeadas de praderas verdes que salen en las postales.

300 de sus 2.200 habitantes son millonarios, lo que le convierte en uno de los pueblos más ricos de Europa. Ahora, también ha demostrado ser uno de los más insolidarios del continente.

Sus habitantes han decidido vetar la llegada de 10 refugiados y, a cambio, pagar una multa de casi 240.000 euros por no cumplir con la cuota de acogida impuesta por el gobierno.

Tras prometer acoger a 50.000 refugiados, el gobierno está forzando a los 26 cantones del país a aceptar cuotas de inmigrantes proporcionales. Los habitantes de Oberwil-Lieli, sin embargo, sometieron la decisión a referendo, y ganó el “no” con un 52 por ciento de los votos.

“No les queremos aquí, tan simple como esto”, ha dicho uno de los residentes del pueblo al Daily Mail.

“Hemos trabajado duro toda nuestra vida y tenemos un pueblo precioso que no queremos que se estropee. No somos el lugar adecuado para aceptar refugiados. Aquí no encajarían”, ha añadido.

“Hemos trabajado duro toda nuestra vida y tenemos un pueblo precioso que no queremos que se estropee. No somos el lugar adecuado para aceptar refugiados. Aquí no encajarían”

Situada a 16 kilómetros de Zúrich y con impresionantes vistas de los Alpes, Oberwil-Lieli es uno de esos lugares que hemos visto en cajas de lápices de colores y envoltorios de chocolate.

Con una tasa de crimen del 0 %, sus habitantes presumiblemente han votado con el temor de que aceptar a refugiados pondría en riesgo su estilo de vida.

Su decisión, que les convierte en el primer lugar de Europa que prohíbe a los inmigrantes, ha dividido al pueblo e indignado a organizaciones de derechos humanos como Amnistía Internacional.

Andreas Glarner, alcalde del pueblo perteneciente al partido de derechas SVP, ha negado que se trate de una decisión racista.

“No nos dijeron si los 10 serían de Siria o si son inmigrantes económicos de otros países”, ha dicho. “Sí, hay que ayudar a los refugiados sirios, pero es mejor si se les ayuda en los campos de refugiados cercanos a su país”.

Algunos de los habitantes han declarado estar “avergonzados” por la decisión

Glarner ha justificado la decisión diciendo que el pueblo no está preparado para recibir a 10 personas.

“¿Qué trabajo harían? Hay algunos negocios y granjas por aquí, pero, francamente, no hay puestos de trabajo libres. Lo más probable es que no hablen e idioma, y algunos de los refugiados tienen hijos que tendrían que ir a la escuela local dónde necesitarían atención especial”, ha dicho.

No todo el mundo en el pueblo está de acuerdo, sin embargo. Algunos de sus habitantes han declarado estar “avergonzados” por el resultado de la votación.

El dinero para pagar la multa saldrá del presupuesto anual del pueblo. El alcalde, sin embargo, ha dicho que algunos de los habitantes más ricos del pueblo se han ofrecido a pagar una parte de su propio bolsillo si ello significaba no acoger a los refugiados.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar