Historias

Así podría ser la vida de treintañero de Harry Potter

Harry Potter vuelve después de una temporada en silencio. Su creadora, J. K. Rowling acaba de colgar en Internet un adelanto de la que será su nueva historia como treintañero

Harry Potter ha vuelto, y tiene la edad de Cristo. Parece que J.K. Rowling no estuviera contenta con sus pinitos en el mundo de la ficción “para adultos” y haya tenido que regresar a su personaje estrella para que la atención recaiga sobre ella una vez más. Hace unas horas, l a escritora británica colgaba en Internet las primeras 1500 palabras del que será un relato largo a propósito sobre la vida de Harry Potter después de los treinta. Un encuentro con antiguos compañeros de Hogwarts le llevará a vivir nuevas aventuras tras siete años desaparecido de la ficción, aunque no de nuestras memorias.

Pobre Harry. Después de tanto tiempo descansando de hechizos, de animales feos, de magos viejunos con aliento a sapo y de ropa aburrida, como de otra época, ahora tiene que venir su creadora a molestarlo de nuevo. Pero es que para los héroes no hay descanso, y más aún cuando millones de espectadores se quedaron deseosos ya no solo de leerlo, sino también de verlo en la gran pantalla al menos una vez más. Parece que el sueño de muchos no tardará en cumplirse, y que a partir del 11 de julio podremos saber qué es lo que le ocurrirá al mago de la cicatriz de rayo y a todos sus colegas.

Sin embargo, nosotros hemos querido ser más amables con Harry Potter, y más allá de los mundos mágicos que tanto enamoran a sus fans, pensamos que el mago que en poco tiempo consiguió hacerse más famoso que Merlín y David Copperfield se merece una vida de adulto mucho más feliz. Una vida parecida a la de todo buen treintañero de la tele. Una vida llena de risas y cosas normales. Una vida como la de una sitcom, entre sofás de apartamentos compartidos y mesas de bares neoyorkinos.

Imaginad:

Harry Potter entra en el Central Perk y guiña el ojo de una de las clientas que bebe café. Harry Potter se da cuenta de que años atrás ya se había acostado con ella, y entonces corre a esconderse detrás de su amiga Rachel. ¡Ya estamos otra vez, Harry, tienes treinta años, cuándo vas a crecer!

O bien: Harry Potter toma el micrófono con su mano derecha y se marca un monólogo a propósito de lo complicado que es ligar en las grandes ciudades, de lo difícil que es convivir con un vecino lunático, de lo fastidioso que resulta tener un amigo calvo y deprimido.

O bien: Harry Potter diciendo BAZINGA! después de jugar una partida de Dragones y Mazmorras vestido de Spoke.

O también, quizá, Harry Potter explicando a sus hijos durante horas y horas y horas una historia de sexo, drogas y amistad sobre cómo él conoció a su madre…

Porque la treintena, señora Rowling, debería ser eso.

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar