PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Historias

Esto es lo que se siente al tener 20 años y tratar de ser mujer

H

 

Fuertes. Independientes. Poderosas.

Luis M. Rodríguez

30 Abril 2015 12:09

Fuertes. Independientes. Poderosas. Y listas para tomar el mundo.

Así describe Petra Collins a sus "nenas". Junto a ella, una guerrilla de mujeres jóvenes. Una facción canibal, creativa y airada, que ha decidido reunir su ardor post-adolescente entre las tapas de un libro que está a unas horas de ver la luz.



A sus veintidos años, Collins se ha convertido en una de las voces más visibles de su generación.

Comenzó retratando a sus amigas del Instituto cuando era una quinceañera más en Toronto, y su mirada adolescente, ejemplo de un realismo limpio y nada artificioso, no tardó en llamar la atención de mirones y cazatalentos ávidos de acercarse a la mente de las nuevas muchachas en flor.

Hoy la canadiense disfruta de su condición de 'it girl' mientras trabaja como directora de casting de Richard Kern y colabora con revistas y marcas como Rookie, i-D, Jacques, Oyster, Vice o American Apparel.

En el centro de su mundo, siempre, el eterno femenino, sus señas y sus tumultos.




Mucho ha cambiado la vida de Collins en el último lustro, pero el eje de su discurso sigue siendo el mismo: plasmar la relación de las mujeres jóvenes con su identidad femenina y con su propio cuerpo.

Especialmente en una etapa, la adolescencia, permeable a las presiones sociales y a las ideas preconcebidas sobre lo que (se supone que) uno debe ser.



Collins ha logrado una visibilidad envidiable gracias a su trabajo creativo, a las polémicas que ha suscitado y a su propia imagen. Es, quizá, la primera joven de la generación millennial que se ha convertido en objeto de deseo del mundo de la moda gracias al uso político que hace de su cuerpo. Pero no está sola en eso.

Alrededor de la web The Ardorous, la canadiense lleva años cultivando una red de artistas, la mayoría fotógrafas, que exploran distintas vertientes de lo que significa ser mujer en el mundo de hoy.

Parte de ese trabajo es el que Collins recoge ahora en Babes, un volumen profundamente femenino y feminista, con un marcado cariz generacional, que prologa su amiga Tavi Gevinson.



"Mis primeras asociaciones con la palabra babe llegaron probablemente a través de la película Grease, pero ahora la veo usada de forma común entre mis amigas o entre chicas online que se lanzan cumplidos sobre su aspecto", escribe la responsable de Rookie Mag.

Y es que el libro va de eso: de reclamar la palabra "nena" fuera del contexto misógino o machista en el que a menudo se emplea, para repensarla desde una mirada feminista.

Una mirada que explora, a través de diferentes medios, nociones de camaradería, sexualidad, confianza, descubrimiento y nostalgia, escudriñando el papel que Internet y las redes sociales tienen en la conformación de un nuevo zeitgeist femenino.



Collins ha reunido en Babe a una treintena de artistas, todas ellas asociadas en mayor o menor medida al colectivo The Ardorous.

Treinta mujeres que no se averguenzan ni de su edad ni de su cuerpo. Que no son ni débiles ni demasiado sensibles. Que exploran su sexualidad sin sentirse esclavas de sus curvas.

Treinta mujeres jóvenes que no se resignan a encajar en moldes viejos. Porque la resignación, ya lo sabemos, es el peor de los suicidios cotidianos.







Nunca subestimes el poder de una mujer joven

share