PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Historias

30.000 personas en lista de espera para comer desnudos en este restaurante

H

 

La demanda para cenar en un nuevo restaurante "puro" de Londres supera todas las expectativas

PlayGround

01 Mayo 2016 13:27

Hay restaurantes que exigen que los hombres lleven americana. Otros en los que no se puede entrar con zapatillas deportivas. Y luego están aquellos en los que la ropa ni siquiera es necesaria.

Este es el caso de The Bunyadi, un nuevo restaurante que abrirá el próximo mes de junio en Londres en el que sus comensales podrán comer completamente desnudos.

El restaurante se presenta como el más “puro” de la ciudad. “Entra en un mundo secreto inspirado en Pangea”, promete su web. “Libre de teléfonos, luz eléctrica e incluso ropa (opcional) y regresa al principio, cuando todo era fresco, puro y libre de las trampas la vida moderna”.

¿Sugerente?

Para muchas personas, es evidente que sí: desde que se presentó el pasado 20 de abril, la lista de espera del restaurante ya alcanza las 30.000 personas. Y subiendo.

The Bunyadi -–cuyo nombre procede del término hindi para “natural”– tendrá una zona para cenar desnuda y otra para hacerlo con ropa.

A su llegada, los comensales pasarán a un vestidor donde podrán guardar sus pertinencias en taquillas y recibirán un atuendo especial. Una vez en su correspondiente zona, podrán despojarse por completo de la ropa. Ambas zonas estarán separadas por cañas de bambú e iluminadas únicamente con luz de velas.

Seb Lyall, fundador del restaurante, ha explicado que quiere que la gente “experimente una noche sin impurezas”, ya sean químicos, electricidad, gas o, claro está, ropa.

Los dispositivos tecnológicos como relojes o móviles estarán prohibidos.

El menú consistirá en cinco platos veganos o vegetarianos, que se servirán en platos de barro y se comerán utilizando cubiertos comestibles. Toda la comida será cocinada utilizando únicamente un palo de madera y en un fuego abierto.

Eso sí: por razones de seguridad, los cocineros llevarán ropa.

El restaurante será temporal, y solo estará abierto durante tres meses, por lo que todo apunta a qué muchas de las 30.000 personas apuntadas se quedarán sin probarlo.

Lástima, parecía una idea especialmente práctica para aquellos que no podemos evitar mancharnos la camisa cada vez que comemos.

share