PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Historias

La performance que confirmó todos los topicazos sobre los jugadores de rol

H

 

“Grand Prix Richmond Crackstyle” aúna impacto visual y rabiosa crítica social. O eso pretendía su autor...

Jordi Berrocal

13 Marzo 2014 10:01

El pasado fin de semana se celebró el Grand Prix de Richmond de “Magic: el encuentro”. Ahí se juntaron más de 4.000 aficionados al célebre juego de cartas, en lo que pasó a ser una de las ediciones más multitudinarias de la historia. Entre ellos estaba un rapero conocido como OB1FBM. Había acudido para participar en el torneo, pero al caer eliminado decidió matar el tiempo llevando a cabo una peculiar acción artística: fotografiarse con todas las “huchas” que encontrase a su paso.

Se dio un festín.

El verdadero merito del proyecto “Grand Prix Richmond Crackstyle” no está en localizar a los objetivos -al fin y al cabo, estamos hablando de un torneo de “Magic”-. Lo realmente asombroso es el hecho de que el tipo mantenga la cara de circunstancias frente a cada uno de los atropellos estéticos con los que se fotografía. Ahí lo tenemos: posando impávido frente la catástrofe. Su mirada es la de un tipo duro, pero sus manos unidas transmiten serenidad.

Como era de esperar, su acción no ha sentado demasiado bien en la comunidad de jugadores de Magic. De hecho, aparentemente se enfrenta a un veto en esta clase de torneos.

Esta especie de Kevin Smith trash ha aclarado que no tenía ninguna intención de ridiculizar a sus compañeros. “No me estoy riendo de esta gente por como visten. Su culo está a la vista. Esto no tiene nada que ver con la moda”, ha explicado en Reddit. También ha puntualizado que la broma no es una burla de la obesidad: “No tiene que ver con estar gordo. Tiene que ver con estar mostrando tu culo delante de miles de personas y no tener la cortesía de bajarte la camiseta o subirte los pantalones”.

De hecho, viendo las imágenes salta a la vista que tiene exactamente la misma pinta que los tipos a los que retrata.

Más allá de su dimensión estética, el proyecto también tiene una parte de crítica social. “Enseñar el culo en una convención con tanta gente es inaceptable. Es imposible (a no ser que tengas algún tipo de retraso) que no se dieran cuenta de ello. No hacer nada para remediarlo es vagancia, grosero y malo para la comunidad. Hay gente que no se aficiona al Magic por este tipo de cosas”, concluye.

Impactante y socialmente comprometido. El mejor arte siempre ha sido así.

Por cierto, a pesar de sus intentos para mantener la compostura, al final el OB1 no pudo reprimir su conmoción y se desmoronó:

Friquis y descuidados: la performance que confirmó todos los topicazos sobre jugadores de rol

Friquis y descuidados: la performance que confirmó todos los topicazos sobre jugadores de rol

share