Historias

Si odias en lo que se ha convertido el rap, todavía tienes a Killer Mike

El triunfo del guardián de las esencias del rap

Play:

En el minuto 3:25 de Hood Politics, Kendrick Lamar dice lo siguiente:

Los críticos dicen que echan de menos cuando el hip hop iba de rapear/ Hijo de puta, si lo hicieras, entonces Killer Mike sería platino.

Si hay un rapero al que debamos escuchar con atención hoy en día es a Kendrick.

Pero, ¿quién es Killer Mike?

1. Un rapero infravalorado

Si Killer Mike hubiera surgido a principios de los noventa probablemente ahora sería millonario.

Más o menos como Ice Cube.

El problema es que, hoy, representa casi todas las cosas que no están en boga en el rap actual: el respeto a la tradición, el lirismo, la conciencia política, la severidad y el desprecio a las frivolidades. Resulta hasta irónico que sea de Atlanta, la cuna del trap.

Desde que se dio conocer hace 15 años de la mano de OutKast, su discografía ha sido impoluta.

Loading the player...

Disco tras disco, mixtape tras mixtape, ha demostrado ser uno de los mejores letristas que ha dado el rap americano en los últimos años. Se hace difícil encontrar a un crítico o a un rapero que hable mal de Killer Mike.

El problema es que, durante mucho tiempo, ha sido eso: un rapero de raperos.

Hasta hace dos años, cuando una nueva generación de aficionados descubrieron Run The Jewels, el público le había dado la espalda.

Sus ventas habían sido tan exiguas que, de hecho, estaba pensando en la retirada.

“Estaba decepcionado porque sentía que me había pasado toda un carrera trabajando para seguir siendo visto como 'el secreto mejor guardado'. Me decía a mí mismo, 'que le den a esta mierda. Me voy a unir a la iglesia”, decía hace un año a Pitchfork.

También abrió una barbería en su Atlanta natal, por si las moscas.

Una foto publicada por Killer Mike (@killermike) el

No es fácil competir en la jungla mediática cuando los referentes del género además de raperos son:

A) Expertos en marketing viral.

B) Gurús de la moda.

C) Potenciales candidatos presidenciales.

Kendrick tiene razón. Pero no es solo culpa de los críticos. Es culpa de todos. Y de todo.

2. La mitad de Run The Jewels

Hablando de Run The Jewels.

A estas alturas, cualquier aficionado a la música debería haber escuchado Run The Jewels 2, el mejor disco de rap publicado en 2014.

Si todavía no lo has hecho, aquí va una de las maravillas que incluye:

Loading the player...

Run The Jewels es el dúo que forman Killer Mike y El-P. Y es una historia improbable.

Dos tipos de 40 años que, tras pasarse más de 15 años luchando por trascender el underground —y habiendo asumido que no lo lograrán —, se convierten en uno de los proyectos de hip-hop más candentes del momento. Dos eternos segundones que, de pronto, se vieron copando la lista de discos del año de Pitchfork y tocando en Coachella.

Un giro de guión sorprendente con un padrinto todavía más pintoresco: la cadena de dibujos animados Adult Swim.

La persona clave fue Jason DeMarco, Director Creativo de Adult Swim On-Air y gran aficionado al hip-hop. En este vídeo, el propio DeMarco, explica con detalle como fue el proceso:

Loading the player...

Puede que, sin DeMarco, Run The Jewels nunca hubiera existido. Pero por mucho que alguien prenda la llama, la pólvora nunca explota si está mojada. Run The Jewels es una agresión.

Su fuente de inspiración no son el sexo, ni las drogas, ni la fiesta, ni el trapicheo. Su musa son los gilipollas, y contra ellos vierten la mala leche acumulada durante años viendo como el papanatismo impone su camino.

Si Run The Jewels ha conectado tanto con una nueva generación de público no es solo porque El-P haya logrado el sonido más equilibrado y accesible de su carrera. Sino porque despierta sentimiento de pertenencia anti capullos.

Y bueno, si lo eres, la hostia que te dan está tan bien ejecutada que no puedes más que poner la mejilla y aplaudir.

Qué demonios, escuchemos otra de sus canciones:

Loading the player...

3. Un rapero político, literalmente

“Si todos los raperos políticos fueran un poco más como Killer Mike, el rap político quizá no sería tan irritante”.

Esta era la primera frase de la crítica de Pl3dge en Pitchfork. Y es una verdad como un templo.

Killer Mike es la antítesis del rapero panfletatario. Del repite-consignas de verbo encendido y discurso simplista.

Sus convicciones son marcadas, pero su inteligencia siempre pasa por encima. Y es lo suficientemente listo para no dejarse enclaustrar por la ideología. Es un tipo que sabe que para demostrar tu compromiso contra la desigualdad social no tiene por qué renegar de las marcas caras. Que defiende tanto el socialismo en America como la segunda enmienda de la Constitución. Por eso suena sincero. Por eso te lo crees.

Reagan es una de las canciones más políticamente marcadas de los últimos años. Y aunque contiene frases como “me alegro de que Reagan esté muerto” sus críticas salpican a los últimos cinco presidentes, Obama incluido.

Loading the player...

La mejor manera de entender el significado de la canción es en palabras del propio rapero a Spin:

“Mucha gente trata de encasillarme como un rapero político pero no lo soy. Soy un comentarista social, y a veces, la gente ha politizado las cosas que digo, pero no me importa demasiado ningún partido político. Me importa la gente. Bajo el mandato de Reagan, se permitió que las drogas inundaran nuestra comunidad y barrieran entre dos y tres generaciones de gente que podrían haber hecho que mi comunidad siguiera creciendo y eso no lo dejo pasar”.

Es un rapero político distinto. Por lo que tiene pleno sentido que apoye explícitamente a un candidato distinto como Bernie Sanders.

Hace unas semanas, Killer Mike fue el encargado de presentar a Sanders en un míting en Atlanta con un poderoso discurso:

Loading the player...

Pero su respaldo a Sanders no es, ni mucho menos, oportunista. Su activismo viene de lejos. Aquí un breve repaso a algunas de sus acciones políticas:

1. El pasado mes de junio intentó presentarse a la Cámara de Representantes del Estado de Georgia.

Una foto publicada por Killer Mike (@killermike) el

2. Dio su punto de vista sobre la muerte de Michael Brown escribiendo un breve ensayo en forma de post de Instagram.

Una foto publicada por Killer Mike (@killermike) el

3. Escribió una editorial en Billboard sobre los disturbios de Fergusson, la militarización de la policía y la injusticia sistemática que puedes leer aquí.

4. Ha aparecido numerosas veces en medios como CNN, Fox o HBO transmitiendo un mensaje en pos de, entre otras cosas, una mejor relación entre la polícia y la comunidad (su padre, de hecho, era policía) o pidiendo el fin de la demonización de la cultura hip-hop en los medios de masas.

Loading the player...

5. Ha hablado sobre racismo en universidades. Recientemente, dio una conferencia en la NYU.

6. Ha hecho vídeos como el de Close Your Eyes.

Vídeo

Su último movimiento político ha sido una entrevista con Bernie Sanders grabada en su barbería y que ha subido a su canal de YouTube. En ella discuten sobre socialismo, el significado de la justicia social, la importancia de las coaliciones políticas, las tendencias fascistas de Donald Trump, o la hipocresía de las leyes anti-marihuana.

Loading the player...

4. Un rapero inspirador

Antes de terminar, pongámonos un poco sentimentales:

Loading the player...

Crown es la canción más emocional de Run The Jewels 2. En ella, Killer Mike se enfrenta a su pasado como traficante de drogas.

En el rap, hablar de un pasado como camello es prácticamente un cliché. Pero mientras que tipos como Jay-Z o Pusha-T lo lucen con orgullo, Killer Mike no tiene problema en avergonzarse de ello.

“Cargo con mucha culpa. Vendía drogas y era bueno haciéndolo. Si tienes algún tipo de humanidad o moralidad, eso te va a joder el resto de de tu vida”, decía a Pitchfork.

No puedes recoger ninguna corona, si no dejas ir/ Lo que te mantiene encadenado, canta el estribillo de la canción.

Es su manera de decir que, aunque él también ha visto toda la mierda, no se resigna a lanzársela a la cara de otros sino que quiere luchar para limpiarla.

En sus primeros años, el hip-hop representó una alternativa a la violencia de bandas que azotaba los barrios de ciudades como Nueva York.

Para muchos, actualmente el rap está más alejado que nunca de sus raíces. Pero el triunfo de Killer Mike demuestra que ese espíritu constructivo todavía es capaz de conectar e inspirar a las nuevas generaciones de heads.

Si Killer Mike hubiese formado parte de N.W.A., ahora sería millonario. Pero está en la posición de lograr algo, quizá, más importante. Convertirse en la voz madura del rap. En alguien que trascienda modas y rompa con los esquemas temporales de lo que tradicionalmente debe ser una carrera en el rap. Un rapero que goce del mismo respeto transversal que, pongamos, un Neil Young. Alguien que pueda sonar tanto para el cartel del Primavera Sound como en coche de tu padre. Alguien que ponga de acuerdo a los fans de Future y los académicos. Un tipo que, en definitiva, siga haciendo evolucionar la relevancia cultural del hip-hop.

El último rapero

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar