PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Historias

5 claves para pintar una obra maestra sin usar pintura

H

 

¿Es John Rolph el Mondrian de los LEGO?

Natxo Medina

12 Febrero 2015 06:00

1. Escoge bien tus referentes. Si se trata de obras maestras, la historia del Arte está llena de ellas. Pero no te metas a pintar un Caravaggio, que podrías estar la vida entera. Elige una pieza más sencilla e igual de buena. Por ejemplo, algo de Piet Mondrian. Ese holandés al que no le gustaban los jardines y pintaba cuadros con rectángulos de colores primarios y líneas negras.

2. Consigue un buen puñado de piezas de LEGO. Hoy en día se puede construir absolutamente cualquier cosa con ellas, como demuestran las legiones de entusiastas que llenan la red, las convenciones de aficionados, LEGOland y las colas de los cines para ver Lego: the movie. Lástima que los miembros de la Academia del Cine no lo hayan visto tan claro y decidieran ignorar la película.

3. Elige tus colores (en este caso rojo, negro, azul, blanco), construye tus pinceles y tu lienzo. Hazlo a tu manera, eres libre. Recuerda siempre que esa es la grandeza del arte.

4. Coloca tu cámara, monta las luces y ármate de paciencia. Crear algo bueno siempre requiere tiempo, echarle horas, sudar la gota gorda. Y si te has dispuesto hacer un stop-motion trabajado al detalle, la cosa se complica aún más.

5. Si has seguido estos pasos puede que hayas acabado creando algo parecido a Paint, una pieza firmada por John Rolph. Este artista se dedica a hacer pequeñas películas con su material favorito, y lleva tanto tiempo haciéndolo que finalmente ha dado con su particular obra maestra. Una que, como todas, se construye pieza a pieza. Y en su caso, literalmente.


¿Quién quiere lienzos, academias y museos si tenemos ingenio y pasión?



share