Historias

Mientras su novio violaba a una amiga, ella lo emitía por streaming en Periscope

Una pareja de Ohio se enfrenta a 40 años de cárcel por lo sucedido

Crueldad en directo, maldad para captar seguidores. O nada de eso. Aún es demasiado pronto para entender por qué la estadounidense Marina Lonina, de 18 años, y su novio Raymond Gates, de 29, decidieron transmitir la violación de una menor de edad, en directo, a través de Periscope.

Los hechos se produjeron en la ciudad de Columbus el pasado 27 de febrero. Marina, Raymond y una antigua amiga de ella, de 17 años, quedaron para verse en una casa. Los tres empezaron a beber alcohol y la joven fue quitándose capas de ropa. Marina tomó algunas fotografías de su amiga, desnuda, con el móvil. Pronto la escena fue a más.

En un momento de la noche, Raymond comenzó a violar a la joven de 17 años. Marina no tuvo mejor idea que coger su teléfono y "streamear" lo que estaba pasando.

Poco después, no muy lejos de allí, un amigo de Marina vio lo que ella estaba emitiendo en su cuenta de la plataforma de streaming de Twitter. Un hombre estaba forzando sexualmente a una chica, y ella estaba en un estado de semiconsciencia. El amigo de Marina no dudó en llamar a la policía.

Un amigo de Marina vio lo que ella estaba emitiendo en su cuenta de Periscope y llamó a la policía

Si se demuestra su culpabilidad, Marina y Raymond se enfrentan a una pena de 40 años de cárcel por los cargos de violación, secuestro, agresión sexual, proxenetismo y difusión del delito en las redes sociales. Marina, además, también está acusada del uso de imágenes de contenido sexual de una menor de edad.

Su abogado niega "categóricamente" los hechos.

Marina Lonina

Aunque un representante de Periscope, lanzada en 2015, afirmó a la BBC que la plataforma no permite el contenido explícito y que no fue diseñada para transmisiones que inciten a la violencia o amenazas, no es la primera vez que la aplicación ha sido utilizada para emitir delitos en directo.

Hace poco la policía en Londres tuvo que interponerse entre dos pandillas rivales que habían pactado transmitir una pelea callejera a través de la aplicación.

En septiembre del año pasado, la policía frustró un robo armado a una casa de California después de que su perpetrador se grabara entrando en el inmuble e incluso mostrara "a cámara" la pistola que portaba.

Los sistemas automatizados son demasiado imprecisos para calibrar si la escena que se está emitiendo es una fiesta, un acto violento o un crimen

100 millones de vídeos han sido emitidos por Periscope desde su lanzamiento. El volumen es tal que resulta imposible regular su contenido, y los sistemas automatizados son demasiado imprecisos para calibrar si la escena es una fiesta, un acto violento o un crimen.

Tal y como apunta la BBC, en el último semestre de 2015 Twitter afirmó haber recibido 5.560 solicitudes de la policía para investigar 12.176 cuentas de Periscope, Vine y Twitter.

Sin embargo, a día de hoy no se ha hallado ningún sistema para evitar que esos contenidos se suban y se compartan sin vulnerar la libertad de expresión. Sólo los usuarios, la propia audiencia de esos actos atroces, son testigos y jueces de lo que otros muestran al mundo a través de esta aplicación.

[Via Columbus Dispatch, BBC, The Guardian, El Periódico]

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar