Historias

La ciencia confirma que la multitarea nos está dejando seco el cerebro

¿Te sientes agotado? Probablemente sea porque haces demasiadas cosas a la vez

¿Quién no ha estado de camino al trabajo hablando por WhatsApp, abriendo correos, mirando las últimas notificaciones de Twitter y escuchando música al mismo tiempo? Casi todos lo hacemos a diario y, en la mayoría de las ocasiones, ni siquiera nos damos cuenta.

Pero, aunque no seamos conscientes de ello, el cambio de una tarea a otra es agotador y esto tiene repercusiones: drena las reservas de energías de nuestro cerebro. Así lo confirman diversos estudios.

"Supone un coste biológico que termina por hacernos sentir cansancio mucho más rápido que cuando mantenemos la atención en una sola cosa", indica el profesor de neurociencia conductual de la Universidad McGill, Daniel Levitin.

Además, en muchas circunstancias sustituimos el descanso que tanto necesitamos por cafeína. Sin embargo, el experto subraya que si no hacemos pausas cada dos horas, este chute extra de energía no le sirve de nada a nuestro cerebro.

Para rendir adecuadamente, los descansos son imprescindibles, ya que como indica Letvin los estudios demuestran que las personas que realizan pausas de 15 minutos cada dos horas suelen ser más productivas.

La multitarea “tiene un coste biológico que termina por hacernos sentir cansados mucho más rápido que cuando mantenemos la antención en una sola cosa"

Pero, ¿todos entendemos lo mismo por descanso?

Este intérvalo de tiempo ha de permitir la relajación de la mente y esto se puede conseguir caminando, mirando por la ventana, escuchando música o leyendo. Pero, como apunta el Levitin, hay una actividad que realizamos con frecuencia y que, justamente, no implica un descanso: navegar por Facebook. El motivo es que las redes sociales hacen que nuestra atención esté más fracturada de lo normal.

Por su parte, el profesor de psicología de la Universidad de California en San Diego, Hal Pashler, asegura que ejecutar dos labores difíciles al mismo tiempo provoca un drenaje en la productividad. "No se pueden hacer dos tareas exigentes, incluso sencillas, de forma paralela".

Pero ahora es más difícil que nunca no caer en la multitarea, ya que en la era de la digitalización cada vez son más los inputs que nos conducen a vivir en un multitasking constante. La profesora del departamento de Informática de la Unviersidad de California, Gloria Mark, lo achaca a las redes sociales y al correo electrónico.

Ejecutar dos tareas difíciles al mismo tiempo provocará un drenaje en la productiviad, "no se pueden hacer dos tareas exigentes, incluso sencillas, de forma paralela"

"Cuando consultas el correo, de vez en cuando recibes un mensaje importante y esto ocurre en un horario aleatorio". Esto hace que se desencadene un comportamiento fortuito que puede ser difícil de combatir.

En su investigación ha encontrado que cuando alguien es interrumpido con frecuencia, desarrolla poca capacidad de atención y empieza interrumpirse a él mismo, lo cual dificulta aún más que sea constante en el trabajo.

¿La solución?

Renunciar a la multitarea y destinar distintos intervalos de tiempo para realizar cada actividad por separado. Para ello, hemos de aprender que nuestro cerebro no es un smartphone capaz de tener abiertas diversas apps al mismo tiempo.

[Vía Quartz]

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar