Historias

Esta montaña rusa ha sido diseñada para matar a sus pasajeros

'Euthanasia Coaster' convierte tu muerte en un gag humorístico

Desde que era un niño, Julijonas Urbonas trabaja en el desarrollo de parques de atracciones. En 2004 cumplió su sueño y se convirtió en jefe de uno de estos lugares en Klaipeda, en Lituania. Es fácil deducir que su último diseño, fruto de sus estudios en el Royal College of Art de Londres, no guste mucho a los lituanos:

Básicamente, Urbonas ha pensado una máquina capaz de llevarte de la euforia al paro cardíaco (literal) en unos cuandos loops. El proyecto se llama la montaña rusa de la eutanasia ( Euthanasia Coaster), y aunque no se haya construido, suscita polémica allá donde se exhibe.

Su autor habla de "estética gravitacional" y "celebración de los límites del cuerpo humano": una primera caída de 500 metros ayuda a generar la suficiente energía cinética para impulsarse a través de la secuencia de bucles. Toda la sangre se ve empujada a las extremidades inferiores y el cerebro se seca: "Esta sensación es conocida por producir euforia, que terminaría con el sueño eterno del jinete al final del paseo", escribe Urbonas en su web.

Aunque el objetivo de Urbonas sea la provocación, no son pocos los espectadores que han insinuado que querrían un final similar: "Si yo tuviera una enfermedad terminal, querría usar este método y asegurarme de que tienen una tienda de fotos para que mi familia tuviera un recuerdo", dijeron en Io9.com. "Me encantaría que los asientos volvieran vacíos. Ya sabes, que te catapultase a otra dimensión", dijo el también artista Vincent Wikström.

Urbonas ve positivo ofrecer más opciones a la muerte asistida, en la que se utilizan medicamentos. Lo cierto es que la Euthanasia Coaster, como escultura tallada a base de mala leche y sordidez, funciona: nos imaginamos nuestra propia muerte desacralizada, incluso representada como un gag humorístico. "No es más que una trayectoria descendente y enredada de tal manera que no deja indiferente, ni al pasajero ni al espectador [...] Es una base para una película inexistente de terror, una ficción real, una escenografía humor negro, una escultura de luto".

Para esquivar problemas (suponemos), Urbonas evita hablar del potencial que esta máquina tendría para cometer suicidios. Aunque algunos internautas también han pensado en ello, bromean con sus comentarios como lo haría, quizá, el propio artista: "Llévame a dar una vuelta", escribe Paige Berkovich en su canal de  Vimeo

Vídeo

Imagina tu muerte como un último momento de euforia

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar