PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Historias

30 momentos de la semana sin los cuales seríamos mucho más felices

H

 

Crónica de una alienación anunciada

Luna Miguel

09 Septiembre 2014 16:45

1. Cuando retumba el sonido demoníaco del despertador de los lunes por la mañana.

2. Cuando descubres que no queda leche, o café, o galletas en el momento del desayuno.

3. Cuando te has metido en la ducha pero te das cuenta de que se te ha olvidado encender el calentador.

4. Cuando tu jefe te echa la típica bronquita de principio de semana.

5. Cuando tienes que dejar tu asiento a una anciana en el metro porque eres la única persona que se ha dado cuenta.

6. Cuando echas una cabezada en el autobús y al abrir los ojos nervioso te das cuenta que la persona de enfrente te estaba mirando.

7. Cuando te das cuenta de que tienes unos 50 mensajes sin responder en tu bandeja de entrada.

8. Cuando te convocan a una reunión cinco minutos antes de salir de la oficina.

9. Cuando llegas a casa reventado de trabar y tienes que decidir entre cenar espinacas congeladas, acelgas congeladas o guisantes congelados.

10. Cuando te metes en Series Pepito y descubres que en Estados Unidos es fiesta y que no habrá capítulo de tu serie preferida.

11. Cuando te metes en la cama con la idea de hacer el amor, pero lo cierto es que tu pareja está dormida hasta el coma.

12. Cuando retumba el sonido demoníaco del despertador del martes.

13. Cuando retumba el sonido demoníaco del despertador del miércoles.

14. Cuando el más listillo-barra-entusiasta-barra-estrangulable de la oficina dice “¡venga ánimo que ya es miércoles!”, y te recuerda que aún queda demasiado para tu siesta del sábado.

15. Cuando recibes la millonésima llamada semanal de tu madre-barra-abuela-barra-hermana pequeño desesperada.

16. Cuando llega el jueves y tu número de cuenta sigue tiritando porque el departamento de cuentas “ha sufrido un retraso”.

17. Cuando toca planchar porque te has quedado sin camisas.

18. Cuando a mitad de la semana el bote de ropa sucia pesa tres veces más que el de la ropa limpia.

19. Cuando empiezan a llegarte emails y mensajes de amigos preguntándote qué vas a hacer el fin de semana.

20. Cuando la gente empieza a subir fotos nocturnas con la etiqueta de #juernes.

21. Cuando retumba, otra vez, el sonido demoníaco del despertador del viernes.

22. Cuando te da la impresión de que son las siete de la tarde, pero en realidad son las dos, como si nunca fuera a llegar la hora de librarte de tu horrible semana.

23. Cuando sales a con tu grupo de amigos y más que con amigos tienes la sensación de que estás de fiesta con un montón de hormonas desbocadas.

24. Cuando regresas a casa borracho, quieres hacer el amor, pero tu pareja ya ha caído redonda, aún más borracha que tú, en el centro de la cama.

25. Cuando no retumba el sonido demoníaco del despertador pero sí el de tu impresionante resaca de sábado.

26. Cuando te levantas de la cama y miras a tu alrededor y sabes que toca barrer, que toca fregar, que toca limpiar la caca de los gatos, que toca hacer la compra para toda la semana, que toca resolver algunos emails que dejaste pendientes, que ahora, sin embargo, te da la impresión de que son las dos, pero en realidad son las siete de la tarde y ya has perdido tu primer día entero de libertad.

27. Cuando te peleas con tu pareja porque no os ponéis de acuerdo con la película de Filmin.

28. Cuando ya no queda vino en la nevera y te toca a ti ir a comprarlo al chino con el pijama debajo de la chaqueta.

29. Cuando la televisión se llena de películas tan lamentables como tu tarde dominguera.

30. Cuando por fin tu pareja y tu hacéis el amor bajo el sonido de las persianas que se cierran despidiendo la semana… pero justo al final os dais cuenta que ya está. Que ya se ha acabado. Que el demonio de los lunes ya se ha colado en vuestras casas, y que no hay vuelta atrás.

share