PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Historias

Curvas, corsés y labios rojos: así eran (y vestían) las superheroínas de los 50

H

 

El ilustrador Stephen Langmead viste a sus pin-ups con los trajes originales con los que fueron concebidas Sue Storm, Bat Girl o Wonder Woman

Leticia García

23 Septiembre 2014 13:45

Las superheroínas casi siempre son retratadas con faldas cortas, monos ajustados y tops que resaltan sus pechos. Iconos eróticos de unos cuantos, sus cuerpos han ido transformándose a medida que lo hacían los cánones culturales respecto al cuerpo femenino. Correlativamente, sus trajes se han dejado influir por las modas.

Hoy Jessica Alba, Alicia Silverstone o Halle Berry interpretan a mujeres superpoderosas de cuerpos perfectos enfundados en sensuales uniformes. Pero entre los años 40 y los 60, el tiempo en que se idearon estas superheroínas que hoy protagonizan películas, ni sus cuerpos ni sus atuendos eran los que hoy son.

El ilustrador Stephen Langmead rescata esa era dorada del cómic y dibuja a sus protagonistas femeninas con los trajes originales con los que fueron concebidas. Lo hace, como no podía ser de otra manera, a través de las que fueron los iconos sexuales de aquella época: esas mujeres de cuerpos voluptuosos, anchas caderas y estrechísimas cinturas llamadas pin-ups.

Una época en la que los sujetadores puntiagudos eran la norma, en la que el corsé se había transformado en una faja, más “funcional” pero igual de obligatoria, y en la que las mallas debían marcar muslos generosos y trabajados. Incluso la ficción más alejada de la realidad está sujeta a cánones estéticos, vaivenes de la moda y transformaciones en la idea de erotismo.

share