Historias

...y su mente se volvió líquida, y se fundió con el océano

Aneta Ivanova trabaja la técnica de la doble exposición fotográfica con un gusto particularmente refinado. Sus trabajos son puertas de entrada a relatos por construir.

Que la técnica visual de la doble exposición está en auge no es ningún secreto, aunque quizá tuvo que llegar la maravillosa intro de True Detective para terminar de confirmar que este es uno de los recursos estéticos de la temporada.

Entre los muchos artistas que la trabajan, hoy hemos seleccionado algunas de las piezas más evocadoras de la joven fotógrafa búlgara Aneta Ivanova (trabajos que, ciertamente, cualquiera diría que han servido de inspiración para la cabecera de la exitosa serie).

Las posibilidades de la doble exposición son muchas, y Aneta se decanta por las que ofrecen un resultado más delicado y lírico. A través de retratos femeninos, construye varias capas de significado poético en una fina celebración de la metáfora y la doble lectura. Un torrente de agua recorriendo la cabeza de una joven, el impetuoso empuje de la primavera sobre la melena de otra, una mente deshilándose y volando libre, transformada en una bandada de pájaros…

El resultado estético es bueno, pero quizá su aporte más valioso lo constituye la puerta abierta que deja cada imagen a un relato por construir.

Aquí te dejamos con algunos de nuestros preferidos.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar