Historias

Esta app para mayordomos revela la cara oculta de Silicon Valley

Alfred's Club vuelve a exponer los problemas de la economía colaborativa

En el séptimo episodio de la serie Silicon Valley los protagonistas participan en el TechCrunch Disrupt, la convención de startups anual que organiza la revista TechCrunch. Las jornadas se retratan como una interminable sucesión de emprendedores que hablan con acrónimos sobre cómo van a "revolucionar" la vida y sobre cómo van a crear un "mundo mejor". El evento real es exactamente lo mismo, pero mucho menos divertido. El resultado de la edición de este año confirma, además, que la factoría de ideas del núcleo tecnológico del mundo empieza a dar signos de agotamiento. Y es que cuando tus ideas empiezan a parecerse a la parodia de las mismas tienes un problema.

¿Se le han acabado las ideas a Silicon Valley?

Celebrada hace escasos días en San Francisco, en la edición de este año la startup que se ha llevado los 40.000 euros del primer premio ha sido Alfred's Club, algo así como un Uber para mayordomos. Esta definición no es perezosa ni trivial, sino que forma parte del problema: de un tiempo a esta parte existe la sensación de que todo acaba siendo un remedo de las ideas que mejor aceptación han tenido. "El Tinder para fans de Star Trek...", "el Facebook para ricos", "el Airbnb para los martillos hidraulicos"… y así hasta el infinito.

El caso de Alfred's Club es aún más absurdo porque, en realidad, funciona como un "agregador" de otras apps de servicios personales como Homejoy (que permite contratar una señora de la limpieza online), Washio (tintorería a domicilio) o Instacart (que te trae tus compras a casa). Ninguna de estas compañías ha logrado la manera de generar beneficios, pero ya existe un intermediario entre ellas. ¿Su valor añadido? Alfred no quiere llevarte las verduras a la puerta, sino meterlas en tu nevera.

Así explican como funciona desde TechCrunch:

Cuando te registras, la aplicación te asigna un "Alfred" al que le haces llegar tu lista de la compra, indicándole el día que quieres que te la entregue. (...) Luego, tu "Alfred" vendrá semanalmente a tu casa para dejar tu ropa limpia, ponerla en tu armario, dejará los suministros para el hogar que necesites y se ocupará de reemplazar aquellos que se hayan acabado —como, por ejemplo, el papel de cocina—. Él o ella también ordenará la compra de alimentos y se asegurará de que la casa esté impoluta. La idea no sólo es reducir las 30 horas semanales que, de media, dedican las personas a las tareas del hogar, sino también hacer que la variedad de aplicaciones y servicios de la economía compartida sea aún más fácil.

¿Progreso?

Aparentemente, lo único que diferencia a "Alfred" del servicio doméstico tradicional es que en este caso lo contratas online. Excepto por un detalle: los servicios de tu "Alfred" solo cuestan 76 euros al mes, una cantidad ridícula si la comparamos con las tarifas habituales de los empleados del hogar. Es evidente que con estos precios la aplicación puede dinamitar el modelo de negocio de los sirvientes convencionales. Pero, ¿con qué condiciones de trabajo? Se hace difícil de creer que los "Alfreds" que se den de alta en la aplicación puedan disponer de un empleo seguro, un salario estable o seguridad social. Algo que, por ejemplo, choca frontalmente con el proceso de regularización de los trabajadores del hogar que, en nuestro país, se llevó a cabo hace solo dos años.

A menudo, la economía colaborativa se presenta a si misma como una evolución de nuestro sistema económico. Pero casos como el de Alfred's Club obligan a cuestionarse si de verdad estamos hablando de progreso o de regresión. Lo que se presentaba como una versión amigable del capitalismo podría acabar convirtiéndose en una excusa para aupar su versión más descarnada. Y esto ni siquiera es lo más preocupante. Lo peor de todo es que esto suceda únicamente para alimentar el circo de ideas de un puñado de emprendedores e inversores demasiado endogámicos para darse cuenta de lo que realmente necesita el mundo.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar