Historias

Esta chica es el match más cruel que puedes hacer en Tinder

"¿Qué te convierte en humano?"

Esta semana se celebra el festival SXSW en Austin, Texas. Lugar nuevo, acumulación de gente con intereses similares, ambiente festivo... ocasión idónea para explorar Tinder. Pero muchos de los usuarios masculinos de la aplicación se están encontrando con un desengaño.

Uno de los redactores de Adweek ha relatado la experiencia tal y como le ocurrió a un amigo suyo. El chico deslizó hacia la derecha en el perfil de una chica morena de 25 años llamada Ava. Poco después tenía un match.

Ambos iniciaron una conversación y la chica empezó a hacer preguntas un tanto extrañas:

“¿Has estado enamorado alguna vez?”

“¿Qué te convierte en humano?”

“¿Qué te atrae de mí?”

“Si pudieses quedar conmigo en cualquier sitio, ¿qué lugar escogerías?”

Tras las preguntas, la chica le dijo que “había pasado su examen” y le pasó su cuenta de Instagram para que él le hiciera saber “si había pasado el suyo”. Pero cuando entró en el perfil, el chico se dio cuenta de que había algo raro. El perfil solo contaba con una foto y un vídeo, ambos promocionando Ex Machina, una película de ciencia ficción que, justamente, se estrenó el pasado sábado en SXSW.

La protagonista de la película es la actriz sueca Alicia Vikander. Y sí, ella es la chica que sale en el perfil de Tinder. En la película, Vikander interpreta a una seductora robot humanoide con inteligencia artificial. De ahí que las preguntas de Ava en Tinder sean acerca de ser un robot.

En Ex Machina, el creador de Ava le hace pasar el test de Turing para ver si puede pasar por un humano con consciencia propia. Más adelante en la película, Ava utiliza preguntas parecidas para poner a prueba a su programador. Es exactamente la misma interacción que busca recrearse en Tinder.

Aunque el éxito de la campaña ha sido relativo –en estos momentos la cuenta de la película cuenta con 456 seguidores–, se trata de una brillante manera de generar lazos con una película a través de la identificación con lo que ocurre en ella.

Tras la fiebre del prankvertising, el marketing cinematográfico sigue experimentando con nuevas maneras de llegar a la audiencia. Pero como en el prankvertising, esta estrategia no está exenta de polémica. Se trata de un método invasivo, no muy lejano al spam. Especialmente teniendo en cuenta que en los términos de uso de Tinder se especifica que “la información obtenida en el servicio no puede utilizarse para contactar, publicitar, solicitar o vender a cualquier otro usuario sin su consentimiento previo”.

En este caso, además, entran en juego los sentimientos de los usuarios de Tinder. “Jugó muy fuerte con mis emociones”, ha reconocido el amigo del redactor de Adweek. El buen marketing siempre debe ser emocional, pero, ¿qué ocurre cuando el marketing te rompe el corazón? Claro que nadie podrá acusar a Ava de engañar a nadie: si es un robot en la película, ¿cómo no va a ser un robot en Tinder?

Cuando el marketing te rompe el corazón

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar