Historias

29 mascotas que demuestran la complejidad de la vida moderna

Porque a veces Ikea es más hostil que de lo que parece

Presumir de casa está de moda. Incluso si tu suelo, tus paredes o tus muebles son horribles, es importante mostrarlos. Instagram ha conseguido que podamos conocer las casas de nuestros amigos a la perfección. Sabemos cómo son sus ascensores, cuánta luz hay en sus cocinas y cuáles son los espacios preferidos que habitan sus mascotas: la cara oculta de todo esto, sin embargo, es la verdadera opinión que los animales tienen de los diseños que elegimos, pues ellas son las que peor se adaptan a nuestro presente.

Tiene lógica: ¿por qué sustituir la cortina de toda la vida por un estor enrollable que para nada se puede trepar? ¿Realmente era necesario comprar 1000 perchas? ¡Si ni siquiera tienes tanta ropa! O bien, ¿para qué os sentáis sobre el sofá, si entre los cojines se está mucho más agustito y caliente?

Puede que de tanto domesticarlos sean ellas los que ahora deban enseñarnos a nosotros a habitar el hogar-Ikea. Qué esperábamos. Llevamos siglos encerrándolos en nuestras casas, obligándoles a convivir con muebles cada vez más raros, intentando que no arañen, muerdan o manchen nuestros súper almohadones de diseño, y encima nos permitimos el lujo de estar fuera todo el día, y después regresar para decirles cómo han de comportarse.

Así que no os riáis de los gatos atrapados en cojines, ni de los perros que juegan con la hamaca: ellos llevan muchas horas esperándoos en casa, y han aprendido a comprender el espacio de otra manera. Cuidado también con cómo os acomodáis a las cosas. Puede que seamos nosotros los que no sepamos adaptarnos a la supuesta vida moderna que hemos creado.

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar