PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Historias

32 malas decisiones que tomo a diario, y 1 de la que realmente me arrepiento

H

 

¿Cuál es la peor decisión que has tomado?

Jordi Berrocal

10 Marzo 2016 16:05

Imagen de Lise Sarfati

¿Cuál es la peor decisión que has tomado en la vida? Me preguntó un amigo un amigo hace unos días.

No supe que responder.

¿Por dónde empezar?

Mi vida siempre ha sido un cumulo de malas decisiones. Hoy mismo he tomado unas cuantas.

Veamos.

Me he dormido de nuevo después de que sonara el despertador.

He desayunado un Kinder Bueno.

Me he puesto demasiado azúcar en el café.

He comprado el último paquete de tabaco, otra vez.

He postergado mi propóstio de ir andando al trabajo.

He prestado más atención a mi teléfono que a un compañero de trabajo que me estaba explicando una anécdota sobre una amiga suya que probablemente me hubiese hecho cambiar mi perspectiva sobre la idea de irme a vivir al extranjero (o algo así, porque, en realidad, estaba pendiente de mi WhatsApp, aún sabiendo que el mensaje iba a seguir ahí más tarde).

He clickado en los “358 comentarios” que tenía esa noticia sobre Kim Kardashian aún sabiendo que no leería ni una sola opinión inteligente.

He comido pizza por segunda vez esta semana.

He pedido tarta de postre.

He vuelto a utilizar el humor autodegradante con mi jefe.

He vuelto a actualizar mi estado de Facebook solo para alguien se compadeciera de mi.

He merendado Pringles.

He apartado la mirada al cruzarme con ella en la oficina.

Me he bajado Tinder, otra vez.

He tomado café después de las cinco de la tarde.

He pasado demasiado tiempo pensando en alguien que probablemente no piensa en mi.

He olvidado ir a pedir información al gimnasio.

He entrado en un bar de camino a casa a pesar de saber que tenía cervezas en mi nevera.

He utilizado el emoji equivocado al dejar un comentario en una foto de Instagram.

He cogido una parte del dinero del alquiler para pillar hierba, otra vez.

He ignorado la llamada de un amigo del colegio.

He cenado comida pre-cocinada.

He empezado "el último partido" del FIFA cinco veces.

He jurado que me prepararía un tupper... mañana.

No le he escrito a esa chica que conocí la otra noche y con la que tan bien conecté por miedo a que no recuerde quién soy y hacer el ridículo, aún sabiendo que lo peor que puede pasar es que no la vuelva a ver y que, por tanto, da igual que haga el ridículo o no. De hecho, si le escribiese y no recordara quién soy probablemente lo último que pensara sería “quién este tipo tan ridículo”. Lo peor que podría hacerse sería reírse de mi en el grupo de WhatsApp que comparte con sus amigas, a las que no conozco y cuya opinión no me importa en absoluto.

He seguido bebiendo vino mucho después de terminar de cenar.

He escrito a un amigo médico para recordarle que me tiene que renovar la receta del OxyContin.

He abierto una pestaña de Chrome detrás de otra sin aprender nada.

He sentido una punzada de remordimiento al ver el archivo de Word del libro que tengo aparcado desde hace dos años.

He mirado la pantalla de mi ordenador hasta las 3 de la mañana sin ver nada.

He cerrado los ojos demasiado tarde para tener que madrugar.

He prometido que mañana sería distinto.

Pero nunca lo es.

Toda mi vida se basa en una posposición. Día tras día, procrastino en un trabajo que ni me va ni me viene, soñando con todas las cosas que haría si tuviera la libertad para ello. Pero luego vuelvo a casa y no hago ninguna de las cosas con las que he pensado durante todo el día. Solo mantengo mi mente ocupada en trivialidades para entumecerla y no sentirme mal por estar desperdiciando mi vida.

¿La peor decisión que he tomado?

Permitir que todo lo anterior no me preocupe lo suficiente como para hacer algo al respecto.

Aunque, paradojicamente, esta sucesión de errores son los que me proporcionan los momentos más parecidos a la felicidad.

Es decir, a veces, son las peores decisiones los que le dan algo de sentido a la vida.

Quizá por eso las seguimos tomando una y otra vez.


ScreamQueens scream queens eyes nick jonas 1x01


share