PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Historias

Usó un palo de selfie para mostrar la verdadera cara de la crianza

H

 

Julia Skorobogatov retrata el día a día de la crianza de su hija para responder a eso que para muchos es sinónimo de "no hacer nada"

PlayGround

18 Marzo 2016 17:18

Un largo e intenso embarazo, un precioso y sudoroso parto, unos difíciles pero entrañables primeros días con el bebé en casa, pasando de los amorosos brazos del papá a las hinchadas —y amorosas, y lecheras— tetas de la mamá…

Parece idílico, ¿verdad?

Pero entonces llega el día en el que él tiene que volver a trabajar y ella ha de quedarse cuidando de la pequeña bestia, con varios meses por delante para verla crecer entre osos de peluche, vómitos blancos y olor a Nenuco.

—Lo que daría por quedarme aquí, con vosotros, en la cama —dice el padre.

Y la madre asiente con la cabeza, pensando algo así como “sí… ya… no sabes tú bien”:



( Despertar, incluso si en realidad no has dormido nada)



(Arriba, ¡la teta!)



(¿Es que no voy a poder c**** tranquila?)



(Oh, Dios, se ha dormido, ¡voy a aprovechar un poquito para mimarme!)



(Se acabó lo que se daba, me traigo la trona al baño para poder acabar de asearme)



(Uy, parece que hoy está comiendo muy bien)



(Eh... bueno, más o menos)



(Ahora me toca comer a mí. Una sopa precocinada y listo, no hay tiempo para más)



(Vestir a un bebé = ir a la guerra)



(Joder, ¿pero cómo es posible que tenga más vida social que yo?)



(Corta rápido, corta rápido no vaya a ser que se ponga a llorar)



(Parece que el paseo la ha dejado cansadita, mira qué bien juega mientras yo plancho la ropa de toda la semana)



(Venga, florecilla, déjame acabar el artículo de PlayGround, sigue jugando)



(Pues nada, si no puedo escribir voy a darme otra ducha relajante)



(Pues nada, si no puedo darme una ducha relajante voy a lavarle los dientes antes de ir a la cama)



(Pues nada, si no puedo lavarle los dientes... ay... ay... no... no puedo... me está destrozando esto de "no hacer nada")





share