Historias

Cuando un simple beso es la mejor manera de humillar a un político homófobo

Una pareja de lesbianas, un senador ruso, un avión e Instagram

Vitaly Milonov es uno de los mayores homófobos de Rusia. No en vano, este senador ha sido el principal arquitecto de las leyes anti-gays del país. Milonov, además, utiliza cada una de sus apariciones públicas para lanzar propaganda anti-homosexuales, ya sea afirmando que “los homosexuales violan a niños” o pidiendo que se prohíba la entrada en el país a Tim Cook, CEO de Apple.

Hace unos días, una pareja de activistas lesbianas coincidió con Milonov en un vuelo entre Moscú y San Petersbugo, y decidieron pasar a la acción. Aprovechando que se sentaban justo en la fila de enfrente del senador, decidieron protestar contra sus políticas de la mejor manera posible: haciéndole coprotagonista de un beso gay. En un momento en que Milonov daba una cabezadita, las chicas se hicieron una selfie besándose con el político de fondo.

La imagen fue subida a Instagram y se volvió viral, convirtiéndose en un símbolo instantáneo de la lucha contra la homofobia en Rusia. “¿Quién es ese al fondo? ¡MILONOV! ¡Y nos importa una mierda! Estamos volando a nuestro club favorito, Infinity”, decía el comentario de la foto.

Más tarde, la chica, cuyo nombre de usuario es Kseniya Infinity, subió más fotos del incidente en su perfil de la red social Vkontakte, dando más detalles de lo sucedido. “Durante todo el viaje entre Moscú y San Petersburgo, Milonov no nos dijo nada. Planeamos la foto enfrente suyo y, cuando se dio cuenta, se escondió detrás de su tableta. Estamos muy felices. Él, probablemente no tanto. ¡Pero a quién le importa! Adjuntamos el resto de las fotos. #milonov #antihomophobia”, escribió.

El político se refirió a lo sucedido en la agencia de noticias Flashnord. “Estas idiotas locas son tan valientes que después de hacer la foto corrieron a la parte trasera del avión, se sentaron y no sacaron la cabeza en todo el resto del viaje”, ha declarado.

Las redes sociales, sin embargo, se han volcado en apoyo de las chicas.

La protesta llega justo en un momento en que Milonov está redactando un proyecto de ley para erradicar una rendija legal que permitió que una pareja de lesbianas contrajera matrimonio en el país el pasado mes de noviembre.

Las redes sociales, y especialmente Instagram, se están convirtiendo en una excelente arma de reivindicación, a medio camino entre el espectáculo y la acción política. La idea estas dos chicas recuerda al caso de Zara Larsson. Esta cantante de pop sueca se convirtió en fenómeno viral tras subir una imagen con un condón en la pierna para protestar contra los chicos a los que “no les cabe”.

Como forma de protesta, la maniobra de Kseniya y su pareja roza la perfección. Utiliza la creatividad y el humor para atacar directamente al adversario de una forma absolutamente pacífica. Bravo.

 

El campo de batalla está donde estén nuestras vidas: sí, Instagram también es política

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar