Historias

Este artista se ha extirpado los pezones para venderlos como pendientes

Después de los ojos tatuados o las lenguas bífidas, Karim Boumjimar inaugura una nueva tendencia tras extraerse los pezones en Bosnia

pez pez

El hombre siempre ha usado su propio cuerpo como lienzo a través de la modificación corporal. En los últimos tiempos, sin embargo, las escarificaciones, los tatuajes oculares o las bifurcaciones han dejado anticuados los tatuajes y piercings.

A casos como el de Grace Neutral, quién dice sentirse una alien en el cuerpo de una humana y lo modifica concienzudamente como si quisiera cambiar de especie, se le acaba de sumar un competidor más radical si cabe.

Se trata del joven artista Karim Boumjimar que se ha extraído quirúrgicamente los pezones para venderlos en forma de pendientes. Además, como Grace, también se ha deshecho de su ombligo con el que planea fabricar un collar.

Los pendientes ya están terminados pero aún no se encuentran a la venta. Karim ha confesado a la edición digital de Dazed que le gustaría venderlos por una cantidad elevada de dinero para recuperar lo que ha invertido en la intervención.

Karim tiene solo 18 años y cree que a los 50 se reirá del asunto aunque tampoco descarta arrepentirse.

El artista, mitad marroquí y mitad español, vive en Londres pero la extracción tuvo lugar en Bosnia. Se enteró de que la realizaban a través de una amiga que vive en el país y, gracias a un dinero que tenía ahorrado por participar en un anuncio de Facebook y en un videoclip de Zayn Malik, se lanzó a la aventura.

No tiene muy claro que aquello fuera legal y, aunque no estuvo despierto durante la intervención, en el postoperatortio tuvo que tomar una medicación parecida a la codeina que le habían recetado a una amiga enferma.

La verdad es que nadie sabe a ciencia cierta si es verdad que Karim Boumjimar ha separado los pezones de su torso o si te trata de una performance. Aunque a él dice no importarle porque no necesita la validación de los demás sobre su propio cuerpo.

Sus heridas aún se están curando y reconoce emplear mucho maquillaje e incluso látex y típex a la hora de fotografiarse. Sin embargo, ha quedado tan contento con el resultado que, el verano que viene, planea volver a Bosnia para "añadirse algo a los pies".

A pesar de todo, Karim advierte de que su arte son sus fotos y no sus modificaciones corporales. Las modificaciones forman parte de su identidad aunque ¿de dónde nace el arte sino de la visión distorsionada de la realidad de cada individuo?

Al fin y al cabo, Karim ha decidido quitarse los pezones del mismo modo que Da Vinci decició no ponerle cejas ni pestañas a la Mona Lisa.

[Vía Dazed]

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar