Historias

Las impactantes imágenes de fronteras que demuestran lo absurdas que pueden llegar a ser

Las líneas divisorias entre países jamás han existido

El beso de la paz, de Benedetta Polignone

Las fronteras son sinónimo de desigualdad, división, guerra, inmigración, refugiados y muerte. Son líneas imaginarias para separar los territorios de eso a lo que llamamos países. Algo que, en realidad, existe desde hace muy poco tiempo: las fronteras nos las inventamos.

Sobre esas líneas trazadas con lápices sobre mapas en mesas de despacho se han edificado muros, alambradas y carteles que avisan que no se puede pasar. Sin embargo, otras permanecen como lo que siempre fueron: líneas y espacios invisibles que, en realidad, no significan nada más que eso.

Las tensiones políticas y la falta de entendimiento entre los seres humanos se plasman en las fronteras más vergonzosas y absurdas del mundo. Y también en las más inocentes, como deberían serlo todas.

1. El muro de la vergüenza: Israel a la izquierda, Palestina a la derecha.

2. A la izquierda Egipto, a la derecha Israel.

3. A la izquierda Turquía, a la derecha Bulgaria.

4. A la izquierda EEUU, a la derecha México.

5. Al fondo, Marruecos, al frente, España.

6. A la izquierda Holanda, a la derecha Bélgica.

7. A la izquierda Suecia, a la derecha Noruega.

8. A la izquierda Holanda, a la derecha Alemania.

9. A la izquierda EEUU, a la derecha Canadá.

10. Al fondo Panamá, al frente Costa Rica.

Líneas imaginarias que terminan por crear divisiones reales

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar