PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Historias

20 ideas narrativas que explican por qué las pelis de Pixar LO PETAN

H

 

Recuperamos algunas de las claves de la firma a través de una de sus artistas de storyboards

Tomás Fullola

12 Marzo 2014 13:05

Suele decirse que la clave para que Pixar alcance sus inverósimiles cotas de calidad no es tanto su excelencia técnica, ni su gran sentido del humor, ni su calidad cinematográfica. Se trata de historias y personajes sólidos como rocas, y buenas historias. Emma Coats, una de sus artistas de storyboard, expuso en Twitter algunas de las claves de ese refinado arte que tantos éxitos ha traído a la compañía. Aprendices de guionista ávidos de parir un hit, agarren sus bolígrafos, y no pierdan detalle.

1. A un personaje lo admiras porque intenta algo; no porque tenga éxito.

2. Tienes que tener siempre en mente lo que es interesante para la audiencia, no sólo lo que es divertido de hacer como escritor. Pueden ser cosas muy distintas.

3. Intentar encajar una temática en la historia es importante, pero en realidad no sabrás de qué trata tu historia hasta que estés al final de ella. Ahora reescribe.

4. Érase una vez ____. Cada día, _______. Un día _____. Por eso, ____. Por eso, _____. Hasta que al final ______.

5. Simplifica. Enfoca. Combina personajes. Salta sobre los desvíos. Sentirás que estás perdiendo material valioso, pero te hará libre.

6. ¿En qué es bueno tu personaje, dónde se siente cómodo? Ponle en la situación opuesta, desafíalos. ¿Cómo se lo montan?

7. Invéntate un final antes de saber qué pasa en medio. En serio. Los finales son complicados; pon el tuyo al frente.

8. Acaba tu historia, déjala acabada aunque no sea perfecta. En un mundo ideal tendrías todo, pero sigue adelante. Hazlo mejor la próxima vez.

9. Cuando estés atascado, haz una lista de lo que NO pasaría a continuación. Muchas veces lo que podría desatascarte aparecerá.

10. Despezada las historias que te gustan. Lo que te gusta de ellas es parte de ti; tienes que reconocerlo antes de poder usarlo.

11. Poner las cosas en papel te ayuda a empezar a fijarlas. Si se queda en tu cabeza como una idea perfecta, nunca la vas a compartir con nadie.

12. Descarta la primera cosa que te venga a la cabeza, y la segunda, y la tercera y cuarta y quinta. Quita lo obvio del camino. Sorpréndete.

13. Dale opiniones a tus personajes. La pasividad puede parecerte deseable mientras escribes, pero es veneno para la audiencia.

14. ¿Por qué hay que contar esta historia? ¿Cuál es la idea ardiendo dentro de ti, de la que tu historia se va a alimentar? Esta será su corazón.

15. Si fueras un personaje en esta situación, ¿cómo te sentirías? La honestidad le añade credibilidad a situaciones increíbles.

16. ¿Cuál es la apuesta? Danos razones para quedarnos con el personaje. ¿Qué pasa si no les sale bien?

17. Ningún trabajo es en vano. Si no funciona, déjale y sigue adelante. Seguro que acabará siendo útil más adelante.

19. Las coincidencias usadas para meter en problemas a los personajes son geniales; las coincidencias usadas para sacarles de problemas son trampa.

20. Haz ejercicio: coge los ladrillos que construyen una película que NO te gusta. ¿Cómo los recolocarías para que SÍ te gustase?

Y ahora, escritores del mundo: ¡a trabajar!

share