Historias

Los tatuajes esconden historias emocionantes y aquí te contamos algunas

8 escritores desvelan el significado de algunos de sus tatuajes favoritos

Todos conocemos a alguien con un tatuaje, y todos sabemos bien que detrás de cada señal de tinta hay una historia, un motivo, una manera de contar quiénes somos.

A menudo encontramos a personas que deciden tatuarse frases de sus libros preferidos, fragmentos, imágenes, que rememoran un poema o un cuento que les hizo sentir felices o que les marcó para siempre.

Entonces... si las personas nos tatuamos referencias a escritores, ¿qué es lo que los escritores se tatúan?

Para responder, hemos hablado con 8 autores de diferentes partes del mundo y nos han contado qué hay detrás de algunos de sus tattoos preferidos. Algunos son emocionantes, otros son divertidos, otros son contraseñas privadas, pero todos tienen su sentido.

Irene X

Nombrar a la española Irene X significa también nombrar a un ejército de chicas de todo el mundo enamoradas de su manera desenfadada de mirar la vida, que día a día la siguen en su blog o redes sociales, para leer sus versos y para mostrarle todo su aprecio.

Irene tiene innumerables tatuajes a lo largo de todo su cuerpo. Algunos son minúsculos, otros son esbozos, y otros, aunque sencillos, están cargados de poder. Si tuviera que elegir uno que definiera su manera de ser, quizá ese sería el de "Inmortal".

Su pecho está tatuado por esas letras que hacen referencia a un poema de Pizarnik ("También mis ojos tienen veinte años") y que ella se dibujó al cumplir precisamente edad, porque decidió que no quería seguir creciendo, y que quizá plasmándose ese deseo de inmortalidad en la piel lograría hacer realidad su deseo de juventud, de sencillez y de belleza eterna.

Sarah Jean Alexander

De entre todos sus coloridos y originales tattoos la narradora, poeta y editora estadounidense Sarah Jean Alexander ha seleccionado este.

Para quien no lo sepa, 'pickle' quiere decir 'pepinillo' en inglés, y Sarah dice que como los pepinillos son su comida favorita, ¿por qué no tatuarse esa palabra? A veces un tatuaje no tiene que ser esenciamente emocional, ni significar algo profundo y emotivo. Un tattoo puede estar ahí para recordarnos que hay que reír y que la piel es solamente un lienzo más.

Sarah Jean cuenta brevemente que tiene aprecio a este tatuaje porque empezó a hacérselo a sí misma mientras veía un capítulo de Juego de Tronos. De hecho, a Sarah le encanta hacer tattos con punzón, y no es raro encontrar en la piel de sus amigos otros símbolos o palabras de tinta hechas por ella.

Esther M. García

Esther es una escritora mexicana, autora de varios libros y merecedora de grandes premios en su país. De todos los tatuajes que cubren su cuerpo, ha elegido este que ocupa la parte trasera de su hombro, y que guarda mucho dolor y muchas lágrimas.

A sus 27 años, ella es madre de dos hijos preciosos, aunque antes de eso llegó a perder cuatro bebés. Durante mucho tiempo, y hasta que la maternidad se hizo real en su cuerpo, Esther se preguntaba si el hecho de no poder ser madre la hacía menos mujer.

Para dejar atrás una época difícil, para recordar a todos sus pequeños angelitos perdidos y para poder seguir adelante se hizo esta marca, que desde entonces le ha traído otras enseñanzas. Otra felicidad.

Berta García Faet

Berta García Faet es una poeta española afincada en Estados Unidos que dentro de unos días publicará su próximo libro, La edad de merecer. Desde hace pocos meses, en su piel residen dos versos muy especiales, uno tomado de San Juan de la Cruz, y el otro del narrador y ensayista David Foster Wallace. Berta considera que esos versos tienen que estar en su brazo porque definen no sólo quién es ella sino cuáles son sus referentes literarios.

"Aunque es de noche", de San Juan de la Cruz guarda todas las preguntas existenciales que asaltan a Berta. Preguntas sobre el amor, sobre la muerte, sobre la belleza y sobre el sentido de la vida. "This is water", de Wallace, es uno de los versos más tatuados de la historia, y Berta dice ser consciente de ello, pero eso le gusta. Aunque es de noche, yo soy obvia. Aunque es de noche, esto es así. Aunque tengo preguntas, soy humana, y esa, en definitiva, es nuestra historia.

Aleida Belem Salazar

En el lugar donde muchos solemos hacernos una sencilla golondrina, Aleida prefirió tatuarse un chanate hembra. Pájaro de su tierra, México, con un color marrón clarito y una actitud solitaria y tranquila. Aleida, que tambiém es poeta, leyó una leyenda sobre este pájaro que le dejó obsesionada. El pájaro está acompañado de unos versos de Chiam Balam, escritos en lengua maya. Ambos tatuajes, pues, tienen que ver con historias mayas, cuyo significado es el de la libertad, el de la naturaleza y el de los orígenes.

Aleida Belem Salazar lleva también en su cuerpo imágenes que hacen alusión a otros poemas y poetas, como por ejemplo Sylvia Plath. Cada uno de ellos significa un momento, un lugar y una lucha íntima. O como dicen las palabras de Balam: "Toda luna. Todo año. Todo día. Todo viento. Camina y pasa. También toda sangre llega al lugar de su quietud".

Tao Lin

Otro escritor que lleva en su piel tatuajes originales y divertidos es el estadounidense Tao Lin. El autor más polémico y popular de la literatura alternativa lleva su piel repleta de dibujos y frases hechos por sí mismo, con ese estilo particular que define su obra gráfica.

Quizá el más célebre de sus tatuajes sea el de "i'm going to die" ("voy a morir"), tanto que hasta los autores del proyecto Pen & Ink lo utilizaron para una de sus viñetas en las que dibujan a distintas celebridades con sus respectivos tattoos.

Cuando nosotros preguntamos a Tao con cuál de sus tatuajes se queda, él elige este, por ser el primero que se hizo en su vida, también basado en un dibujo de su autoría. Se trata de una mamá canguro, con su bebé canguro en una bolsa roja. La única explicación posible a esta marca es lo familiar, el paso del tiempo y el cariño.

Cécile Coulon

Para Cécile, una joven novelista francesa, tatuarse es otra manera de ser escritor, otra manera de escribir la historia imborrable en un cuerpo que, sin embargo, sí podrá desaparecer del mundo. Los tatuajes son una especie de novelas que sobreviven al tiempo, y por eso ella ha elegido a este robot pensativo y futurista que le acompañará toda la vida.

La literatura de Cécile siempre ha tenido algo de político e incluso de distópico, quizá por eso ella afirma que al final un tatuaje es como un órgano más del cuerpo, como un pulmón, como una piel nueva que nos fefine y que acunan a nuestros recuerdos.

Alejandra Machuca

Otro pecho que arde con poesía es el de la joven bloguera peruana Alejandra Machuca. Arde con tres palabras repetidas de Jack Kerouac, un autor al que ella no había leído demasiado, porque otros escritores Beat lo habían eclipsado en su biblioteca. Este es un fragmento de la mítica On the road, que ella se tatuó nada más reunir el dinero suficiente.

Para Alejandra el tatuaje es un dispositivo, una tecnología de la mística que hace de memorándum  escrito en la piel. "Cada vez que fallo en algo –añade– miro esta herida de tinta y recuerdo que respirar, a pesar del hueco hondo que impide retener oxígeno en el pecho, es la más arriesgada de todas las formas de arder".

Tatuarse es otra manera de narrar una historia

Tags: , ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar