Historias

La historia jamás contada sobre los hackers ibéricos

'Hackstory' es una enciclopedia narrada sobre los primeros grupos y hazañas hacker de nuestro entorno

La periodista Mercè Molist fue una de las primeras en hablar, con conocimiento de causa, de internet en la prensa española. Intuyó desde temprano que aquel avance tecnológico iba a cambiar su área de trabajo, y el mundo, para siempre.

Cuando los primeros exploradores de la red y la informática aparecieron en nuestro país, Molist estaba allí, preparada e interesada en entenderles: sólo ellos podían prever, y utilizar a su favor, el potencial de la herramienta.

Tras muchos años como “infiltrada” en los colectivos y eventos de hackers españoles, Molist ha querido documentar y narrar la historia jamás contada del underground hacker de la península ibérica. Para ello ha escrito Hackstory, un libro que narra y documenta los primeros colectivos y sus hazañas, y que está disponible de forma gratuita en la red.

Cuando se podujeron ataques como el caso Hispahack o la Operación Neveda, las cabeceras se limitaban a reproducir la versión policial de los hechos. No fue fácil para Molist introducirse en aquellas comunidades y sus actividades, y su principal obstáculo no fue el conocimiento técnico necesario: debido a la incomprensión y repulsión que los medios de comunicación mostraron hacia los primeros hackers, ella era vista como un enemigo, pues era periodista.

Anatomía binaria

Los primeros hackers eran muy pocos y aparecieron con los primeros ordenadores, vinculados a empresas, universidades, el mundo del videojuego o los centros de cálculo. La segunda generación surgió entre la década de los 80 y los 90, y estaba formada por aquellos que, sin formar parte del mundo académico y por necesidad, descubrieron cómo conectarse a un servidor o mandar un correo electrónico con sus Spectrum.

Como ella misma explica en este texto, Molist se enamoró de los hackers: “Son personas capaces de ponerlo todo patas arriba porque se les ocurrió una idea y con una ética colectiva que está cambiando el mundo”.

La periodista no niega que existan los hackers de sombrero negro, los delincuentes sin reparos en asaltar nuestros ordenadores y cuentas bancarias, pero viene a explicarnos que la mala prensa de este colectivo es infundada e, incluso, interesada: “Los hackers que yo amo no matarían una mosca. No te digo que no se hayan divertido alguna vez asaltando un sistema, pero no roban ni destruyen. Curiosean. Avisan de que hay tal problema. Un hacker, dice un amigo, es alguien capaz de encontrar una solución elegante a un problema importante. Eso valoran los hackers. No el dinero que puedan robar. Su tesoro es el conocimiento. Están más allá”.

Además del Manifiesto Hacker, una disección de su ética y filosofía, Hackstory (que se financió gracias a una campaña de crowdfunding) aborda las más interesantes y desconocidas hazañas de los hackers peninsulares y sus primeras agrupaciones, como los Apòstols (impulsores de una de las primeras campañas hacktivistas de la historia contra el gobierno de Indonesia).

El libro también documenta los algunos antecedentes de ataques cibernéticos que hoy están a la orden del día, como el robo de fotografías de Jennifer Lawrence o las filtraciones de Anonymous y Wikileaks.

Quizá uno de las aportaciones más interesantes de Molist sea la interpretación que ella hace de la ética hacker, una filosofía que, explica, cambia a todo aquel que se introduce en ella: "Mucho o poco, pero cambian sus conexiones neuronales y sociales, se activan ideas y un sentido de la moral que quizás ya tenía, pero estaba durmiendo, sin espacio donde expresarse".

Molist no escribe este libro para el público en general, ni convierte su conocimiento en una papilla digerible: "Lo he escrito para mí. Para mi curiosidad, mi placer al investigar, mi diversión de escribir. Y lo he escrito para ellos. Los hackers. Para que no se olviden sus nicks, sus hazaña y sus retos". Como no podía ser de otra forma, Molist pone el conocimiento está a nuestro alcance y acceder a él depende sólo de nuestra curiosidad e iniciativa.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar