Historias

La historia no está escrita, está dibujada en sangre

Estas viñetas nos explican en tres minutos por qué vivimos en una cadena de sexo y violencia

El primer hombre enamorado que caminó sobre dos patas utilizó las manos para violar a una mujer. Pero el primer hombre celoso y bípedo dobló la dosis de violencia: se construyó un bastón para matar al hombre enamorado y se ganó el derecho de violar a la mujer.

Y la historia siguió igual hasta nuestros días.

Así es como el dibujante Milo Manara nos muestra cómo vivimos en una cadena infinita de sexo y violencia. Con su viñeta Bolero, consigue condensar en tres minutos toda nuestra historia, contada desde el punto de vista del animal que siempre fuimos.

Por más que avanzan las generaciones, la historia la siguen escribiendo los instintos primitivos: una nueva civilización siempre nace regada por la sangre de la anterior y, cuanto más refinada se vuelve, más brutal es su violencia.

Hace siglos que nos llamamos racionales, pero solo sabremos que la razón ha superado a la fuerza animal cuando las mujeres tomen el mando de la historia.

El hombre se levantó sobre dos patas, pero en espíritu sigue siendo una bestia

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar