Historias

Mujeres que mudan la piel y ahora hablan desnudas

"Herself", una web donde las experiencias y opiniones femeninas no entienden de corsés

Ante la pregunta cinematográfica “¿En qué piensan las mujeres?”, una posible respuesta sería, simplemente, el enlace al proyecto online Herself.

Esta web es una colección de entrevistas a mujeres que se sienten bien con su sexualidad, con su físico, con sus vidas. Se trata de personas muy distintas que han llegado a una plenitud, y a la paz, después de la tormenta y de haber esquivado obstáculos. Mujeres que se sienten libres para opinar sobre temas espinosos mientras muestran sus cuerpos desnudos.

La ideóloga de Herself es Caitlin Stasey, una joven actriz australiana que decidió construir un espacio feminista en internet, en el que ella también participa: “Es una oportunidad de presenciar la forma femenina en toda su honestidad, sin la carga de la mirada masculina […] Las historias y experiencias son ofrecidas con la esperanza de fomentar la solidaridad. Quizá a las mujeres nos consuelan los triunfos de las demás en vez de deleitarnos en sus derrotas”. 

En Herself se habla de experiencias con los hombres, de anticonceptivos, monogamia, homosexualidad, masturbación, aborto. En definitiva, se trata de una colección de testimonios empoderadores que aspira a crecer, y a ofrecer una mirada más real sobre el feminismo, que Stasey define como "un grupo de gente luchando por una igualdad total e indiscutible”.

Hemos elegido algunas preguntas que Stasey realizó a ocho mujeres y a sí misma, acompañadas de los retratos de Jennifer Toole.

1. ¿Cuándo descubriste tu propia sexualidad? ¿Hubo momentos clave?

Demi: "La primera vez que me quedé dormida en la esquina de una silla y tuve lo que ahora sé que es un orgasmo. Debía de tener unos 4 años. Me gustaba poner mi cuerpo en la esquina de un sofá o de una silla hasta que "me sentía bien". Recuerdo decírmelo a mí misma, después siempre me quedaba dormida en esa posición. Estoy segura de que hay fotos en alguna parte (risas)".

2. ¿Cómo definirías el feminismo?

Casey: "Es el derecho de la mujer a elegir. Añadiría algo: hay mucha gente por ahí que piensa que el feminismo y la pornografía son totalmente opuestos. Para mí, van de la mano: gestionar mi marca, ser creativa, compartir mi sexualidad con el mundo, estas cosas me empoderan. Nadie me obliga a hacer nada que no quiero. Si el feminismo es el derecho de la mujer a elegir, ¿quién dice que no puedo ser segura, atractiva, y elegir follar ante una cámara?".

3. ¿Está satisfecha con la representación de las mujeres en el cine, la televisión y la publicidad?

Chelsea: "No. ¿Dónde está el sabor de la vida cotidiana? Me siento rara y anormal por tener este pelo, granos, por tener que volver a ponerme desodorante, por tener que orinar... Las mujeres no son reales en la televisión y en los anuncios no son más que una imagen".

4. ¿Recuerdas algún momento clave en tus años de formación?

Candice: "Crecer en un hogar monoparental en el que mi madre era la autoridad. Después de tenerme estuve con ella durante tres años, luego tuvo a mi hermana y siete años después tuvo a mi hermano. Siempre supe que no importaba lo que pasara en la vida, yo sería capaz de cuidar de mí misma si era necesario. Ella me demostró que, incluso sin la ayuda de nuestros padres, podemos tener una buena vida juntos".

5. ¿Cuáles son tus sentimientos acerca del matrimonio?

Caitlin: "Es una institución arcaica simplemente horrible, como cultura moderna es aún peor. La industria de las bodas es explotadora y las mujeres se sienten obligadas a participar en su locura. Sin embargo, defiendo que las mujeres hagan lo que quieran y que si realmente quieren hacerlo, vayan a por ello".

¿Y sobre la monogamia?: "Inútil, dolorosa y arcaica. Si funciona para ti y crees encontrar la verdadera felicidad, entonces debes soportarla, pero como status quo es es verdaderamente discriminativo".

¿El poliamor?: "Una utopía".

6. ¿Te sientes observada en tu puesto de trabajo por tu sexo o apariencia?

Reachl: "Solía. Doy gracias a que no me pasa ya. En nuestra evaluación anual, una compañera de trabajo y yo expresamos nuestra preocupación por el hecho de que la cantidad de maquillaje que utilizamos día a día constituya un elemento en nuestro grado de "higiene". Nuestra jefa dijo que algunas de nosotras parecíamos "princesas bonitas". [...] No era un cumplido".

7. ¿Alguna vez te ha avergonzado o agobiado tu sexualidad?

Alexis: "Al crecer en una familia católica me enseñaron que estaba destinada a explorar el sexo en los confines del matrimonio. Yo sabía que era algo que quería experimentar antes de casarme. La retórica también dictaba que la bisexualidad era incorrecta, así que tuve que venir a un lugar que aceptase lo que quería y lo que yo creía que era correcto y moral".

8. ¿Cuándo te diste cuenta de tu propia sexualidad?, ¿hubo momentos clave?

Milena: "Cuando tenía quince años y me enteré de lo bien que me sentía al estar con una chica".

9. ¿Cuál es la imagen que deseas proyectar?

S: "Yo quería ser una máquina; un ser a prueba de balas. Ahora sé que no es la mejor manera de ser, por lo que quiero proyectar la imagen de una mujer fuerte, decidida y confiada. Hay diferencias entre ser fuerte y un robot frío. Creo que sólo quiero ser vista como una persona muy feliz consigo misma".

Amo mi cuerpo. No puedes nutrirte de mi inseguridad.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar