Historias

La sanguinaria historia de los dos primeros asesinos en serie de América

Los hermanos Harpe mataron a hombres, mujeres y niños solo para saciar su sed de sangre

A finales del Siglo XVIII, los hermanos Micajah “Big” Harpe y Wiley “Little” Harpe se convirtieron en los primeros asesinos en serie de América. Hijos de dos hermanos que emigraron de Escocia, dejaron un rastro de muertes de hombres, mujeres y niños y saqueos a su paso, solo para saciar su sed de sangre.

Su actitud era tan brutal que, incluso, se dice que Big Harpe mató a su hija porque le irritaba que no parase de llorar. Y como ésta, centenares de atrocidades que no terminaron hasta el día de su muerte.

Su carrera criminal empezó con la Guerra de la Independencia, donde se unieron a una banda conservadora que en teoría luchaba en nombre de la corona británica. Al cabo de un año, sin embargo, se cansaron y se unieron a los indios cheroqui, dedicándose a violar mujeres, asesinar colonos y quemar granjas.

Su actitud era tan brutal que, incluso, se dice que Big Harpe mató a su hija porque le irritaba que no parase de llorar

En otra ocasión, una venganza al capitán James Wood, que previamente había disparado a Little Harpe, les condujo a secuestrar a su hija Susan. Junto a ella, se llevaron a la joven llamada Maria Davidson, y tomaron a ambos como esposas, lo que significó ser maltratadas y violadas de forma continúa. Al poco tiempo se quedaron embarazadas, pero los niños fueron asesinados nada más nacer por sus propios padres.The Harpe Brothers: America’s Original Serial Killers

En 1797 llegaron a una cabaña cerca de Knoxville, donde se instalaron. Ahí, Little Harpe encontró una nueva esposa, por lo que Big Harpe se quedó con Susan y Maria para él solo.

Tras una larga lista de asesinatos, muertes y saqueos, fueron encerrados en la prisión de Danville, Kentucky. Sin embargo, no necesitaron mucho tiempo para escapar y volver a las andadas.

Tras su paso por la cárcel, los hermanos estaban en búsqueda y captura. La recompensa por su cabeza era de 300 dólares, por lo que se dirigieron hasta el norte y, en su camino, mataron a otras cinco personas más.  

Posteriormente, se unieron a una banda de piratas. Dirigida por Samuel Mason, atracaban a toda balsa que se cruzara en su camino. Pero los piratas tampoco pudieron soportar la excesiva actitud sanguinaria que los Harpe tenían con sus víctimas y les echaron.

Sus esposas quedaron embarazadas pero ellos les asesinaron a sus hijos antes de que pudiesen crecer

En consecuencia, volvieron a Tennesse, donde continuaron los asesinatos.    Fue durante su paso por Kentucky cuando Big Harpe acabó con la vida de su hija rompiéndole la cabeza contra un árbol. La mató para que dejara de llorar.

Más tarde saciaron su sed de sangre  matando a diversos miembros de la familia Stegall, entre los cuales había un bebé de 4 meses.

En aquel caso, sin embargo, se habían metido con quien no debían. No sabían que aquella matanza significaba el principio de su fin.

Tiempo mas tarde, Mosisés Stegall se tomó la justicia por su mano: tiró de su caballo a Big Harpe y acabó con su vida. Antes de morir, confesó, al menos, 20 asesinatos. En cambio, Little Harpe pudo huir y cambió su identidad por la de John Setton. Estuvo unos años más delinquiendo con otras bandas, hasta que fue ejecutado en enero de 1804.

La historia de los hermanos Harpe se saldó con una cifra de muertes que hoy aún se desconoce. Pero lo que hicieron pervive en la región en la que tuvieron lugar sus hazañas. Todos saben quiénes son y qué hicieron, por lo que incluso muchos de sus descendientes se han cambiado el apellido para que no les relacionen con los primeros asesinos en serie de América.

[Vía The LineUp]

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar