Historias

La guerra en rosa: cuando la cruda realidad parece un sueño

Richard Mosse fotografió el conflicto de la República Democrática del Congo utilizando un carrete muy particular

Desde detener un salto para siempre hasta aumentar infinitamente la hoja de un árbol, la fotografía nos permite ver lo que nuestros ojos nos niegan. La técnica de los infrarrojos captura un espectro de luz que los humanos no somos capaces de percibir. Pero está.

Richard Mosse, fotógrafo, decidió realizar un reportaje sobre la guerra en la República Democrática del Congo entre 2012 y 2013. En vez de llevar consigo una cámara digital, eligió una analógica y un extraño carrete; el Kodak Aerochrome de infrarrojos, casi imposible de conseguir en la actualidad.

En un trabajo que tituló El enclave, Mosse jugó al contraste: juntó la candidez del rosa, el púrpura y el magenta, colores asociados a lo dulce, lo femenino y a lo onírico, con la guerra y la muerte. El resultado es un mundo imposible pero real, un punto de vista irrepetible, una perspectiva secreta desde la que observar la violencia y su sinsentido.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar