Historias

Así viste la gente cuando borramos al hombre blanco de la historia

"Somos los primeros diseñadores de esta nación"

Esta es Jade Willoughby. Es modelo, es norteamericana y es indígena. Sus orígenes están en la tribu Ojibwe.

Lo que lleva puesto no es un vestido más. Está decorado con réplicas de diente de alce, símbolo de la riqueza familiar para las tribus indígenas ancestrales.

Jade y su vestido son una rareza. Lo normal en la moda norteamericana es suprimir la presencia indígena en las pasarelas, donde los símbolos de las tribus solo aparecen en forma de fetiche exótico.

Pero esto es distinto. La responsable de este vestido y de toda la ropa que verás aquí es la diseñadora Bethany Yellowtail. Sus orígenes también son indígenas, y decidió convertir una aparente debilidad en el motor de su carrera artística.

B. Yellowtail quiere demostrarnos que es posible vestir bien y redefinir los estándares estéticos. Desde que empezó, ha nadado siempre a contracorriente de la moda, y no le va nada mal.

Yellowtail se crió entre un campamento Crow y uno Cheyenne, y quería ser diseñadora de moda. Aunque entonces los indígenas no existían en las pasarelas, ella se inspiró en unas fotografías tribales de su abuela y empezó a trabajar.

En sus diseños no hay gorros de plumas no chalecos de jirones de cuero

Hoy, su colección Mighty Few ("Pequeños Poderosos") es una propuesta estética, pero también identitaria. Es una lucha contra el olvido de los pueblos y, a la vez, una manera de vestir bien.

"No es solo moda", dice Beth a Mic, "es parte de nuestra identidad tribal. Somos los primeros diseñadores de esta nación".

En los diseños de B. Yellowtail no hay gorros de plumas, ni chalecos de jirones de cuero como la de los indios que mata John Wayne en el cine western.

Esa es, más bien, la estética del mainstream norteamericano: se apropia de los símbolos indígenas y los convierte en un disfraz gracioso. Para muestra, véase la portada de la revista Elle, en la que Will Pharrell lleva un sombrero guerrero de plumas.

Es posible luchar contra el olvido de los pueblos y vestir bien

Las comunidades indígenas norteamericanas siguen existiendo, y es lógico que se molesten. Al fin y al cabo, los abuelos de quienes hoy se disfrazan de Cheyenne son quienes mataron a los Cheyenne.

La ropa de B. Yellowtail, en cambio, no está pensada para Carnaval, sino para el dia a día. La inspiración está en los ancestros, no en la industria que los pisoteó.

La ropa que vestimos dice mucho de nosotros. Pero ¿realmente nos define?

Todos diseñamos nuestra propia apariencia al vestir. Pero, ¿elegimos esa estética o nos elige ella a nosotros?

La moda siempre vuelve. Pero, ¿podemos convertir la moda en una manera de devolvernos una identidad cultural?

Si la moda no vuelve, significa que una cultura ha muerto. La moda de B. Yellowtail es el renacer de la cultura indígena, amenazada de muerte.

Desnúdate al pasado y vístete para el futuro

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar