Historias

El fenómeno viral de las parejas que se divorcian felices

Las #divorceselfies invaden Instagram

Imagen de cabecera de Karen Rosetzsky

A finales de agosto, Shannon Neuman y su marido Chris fueron al juzgado de Calgary, Alberta, para firmar los papeles de su divorcio. A la salida, se detuvieron un momento en la puerta del juzgado y se hicieron una selfie y la compartieron en Facebook. A día de hoy la foto ha sido compartida de 37.000 veces.

Shannon y Chris son una (ex) pareja anónima. Pero si su foto llama la atención hasta el punto de volverse viral es porque, en ella, ambos aparecen mostrando una amplia sonrisa.

Here's Chris Neuman and I yesterday after filing for divorce! But we're smiling?! Yep, we're kooky like that. Are we...

Posted by Shannon Neuman on  Jueves, 27 de agosto de 2015

La idea de que una pareja que se acaba de divorciar pose feliz para una selfie conjunta resulta extraña. Tal y como nos han enseñado las películas de Disney, los estudios psicológicos y nuestras madres, la vida siempre es mejor si la compartimos con una pareja. Estas mismas convenciones nos dicen que el divorcio siempre es una tragedia.

Pero Chris y Shannon no son una rareza. En Instagram pueden encontrarte decenas de fotos similares bajo el hashtag #divorceselfies. La tendencia fue inaugurada hace un año por Keith Hinson y Michelle Knight, una pareja de Florida, y en los últimos meses se ha vuelto popular, especialmente en los Estados Unidos.

El patrón siempre es el mismo: la pareja aparece sonriente, aparentemente de lo más feliz, y la imagen se acompaña de algún mensaje positivo del tipo “no sonreímos porque se haya terminado, sonreímos porque haya pasado”.

Welcome to co-parenting! Don't cry because it's over; smile because it happened. #divorceselfie

Una foto publicada por Jessica Hrivnak (@jessicahrivnak) el

In front of the #boulder courthouse. Cheers to the rest of our lives, apart. #divorceselfie

Una foto publicada por Dreamer. Dancer. Scientist. (@blacktuesday74) el

También son habituales las referencias a los hijos. “Nunca tendrán que plantearse a qué lado del auditorio deberán correr después del concierto de Navidad, porque nos sentaremos juntos. No tendrán que sufrir cuando planeen su boda porque estaremos sentando en el mismo lado del pasillo. SU lado”, escribía Neuman en el texto que acompaña la foto en Facebook.

En el espíritu de las #divorceselfies también se refleja otra tendencia social al alza, la del llamado “platonic parenting”: parejas casadas que eliminan los aspectos románticos y sexuales de su relación pero que permanecen juntos en la misma casa para criar a sus hijos conjuntamente.

Ambas corrientes sociales están reimaginando la idea de divorcio arraigada en occidente. Para todas estas parejas, poner fin a su matrimonio no ha sido un fracaso sino un punto de transición para seguir adelante. Y es que, del mismo modo que el progreso social y cultural –la aceptación de la homosexualidad, el cuestionamiento de la monogamia, el poliamor– está desafiando la idea de matrimonio tradicional, parece lógico que ocurra lo mismo con el divorcio.

El éxito viral de la fotografía de los Neuman pone en evidencia que es una filosofía cada vez más compartida.

[Vía The Washington Post]

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar