Historias

Fenómeno Cualca: la youtuber que reinventó nuestra manera de entender las series

Cápsulas de ironía con mensajes políticos

Hasta hace relativamente poco tiempo, el nombre de Malena Pichot se asociaba directamente con el personaje de La loca de mierda, al menos en España. Para a los que ni siquiera les suene el referente, aquí va una breve explicación: en 2008 el novio de Malena cortó su relación con ella, lo que le provocó un terremoto emocional que decidió grabar en vídeo y subir a Youtube. Lo que pretendía ser una especie de broma para sus amigas acabó convirtiéndose en un fenómeno viral que llegó hasta la MTV, cadena que no dudó en incluirlo en su programación.

A partir de ahí, Pichot empieza a colaborar en diferentes programas de radio, series televisivas y a labrarse la fama como comediante de Stand-up, mezclando sus dotes como guionista y actriz en sus actividades. Y de pronto, en 2012, llega Cualca, la serie que muchos quisieron hacer y pocos han conseguido.

Cualca se emitió durante su primera temporada como parte del programa Duro de domar en el argentino Canal 9. Sin embargo, el éxito le llegó principalmente a través de Internet, en sus canales de Youtube y Vimeo. Es fácil entender el porqué. Su formato de vídeos que, como mucho, pueden durar 15 minutos encajan perfectamente con la conducta del usuario de Internet de hoy en día. El exceso de estímulos que recibe cualquier persona en la Red hace que la capacidad de concentración disminuya y sólo sea posible centrarse en formatos cortos. Ver un capítulo de Cualca solo requiere un momento, después del cual el espectador puede refrescar su muro de Facebook, dar un paseo por el timeline de Twitter, contestar un Whatsapp y volver de nuevo a Youtube.

Los sketches de Cualca no tienen una línea argumental, es decir, no cuentan una historia con un principio y un final ordenada por capítulos. Tiene personajes recurrentes que aparecen en algunos capítulos como Caro Pardíaco, Señor Brócoli o Marcemar y cada entrega es una cápsula de ironía y denuncia: mensajes feministas, contra el racismo o los prejuicios sociales existentes en Argentina, que son fácilmente extrapolables.

Uno de los capítulos más conocidos es el primero, titulado Piropos, en el que Pichot explica al espectador por qué el acosar verbalmente a las mujeres por la calle no es precisamente divertido ni halagador para ellas. Una idea que, por la misma época, la española Alicia Murillo también documentaba en su serie de vídeos El Cazador cazado, y que después se repitió en campañas como la reciente 10 Hours of Walking in NYC as a Woman.

Malena Pichot no es la única actriz ni guionista de la serie, por supuesto. Con ella están Julián Kartun, Julián Lucero, Julián Doregger y Charo López que trabajan en los 46 capítulos de la primera temporada (el último se emitió en diciembre de 2013). Todos ellos, incluida Pichot, protagonizaron la serie Por ahora, emitida por Cosmopolitan TV en Latinoamérica (cosa que resulta bastante sorprendente, teniendo en cuenta las críticas que se hacen desde la serie a este tipo de publicaciones mal llamadas “femeninas”). 

A diferencia de Cualca, ésta serie sí tiene una línea argumental, cada actor representa un personaje y los capítulos tienen una duración de 30 minutos. Aunque hay quien la considera un Spin-Off de la primera, lo cierto es que poco tienen que ver. Evidentemente el humor de ambas tiene puntos en común pero Por ahora, sin dejar de lado los mensajes sociales, retrata la vida de un grupo de amigos treintañeros y sus circunstancias (paro, indecisión, problemas con el compromiso, inmadurez).

Con el fin de la primera temporada, la continuidad de Cualca quedó en el aire. En abril de 2013 Malena Pichot explicaba en una entrevista que: “Cualca era un producto muy caro, tenía mucha producción. Se veía muy lindo y estaba muy bien realizado. Pero la verdad es que no hay guita para eso. Nosotros trabajamos un año casi por amor al arte, pero ya no podemos hacerlo más”.

¡Ojalá vuelva Cualca!

Meses después de la última escena de Cualca y del fin de Por Ahora, el grupo de actores reaparece en formato vídeo y con una propuesta: la vuelta de Cualca sin intermediarios, ni jefes ni cortapisas. Un musical de menos de 5 minutos en el que se explica que necesitan dinero para reactivar el proyecto porque la serie no sólo se hace con los 5 actores que se juntan, sino que detrás hay un equipo de producción ( Building Motion Ideas). La nueva temporada está pensada para emitirse en Internet directamente, a través del canal de Malena Pichot.

La propuesta musical se subió a la plataforma de crowdfunding Idea.me en el mes de mayo. El objetivo a alcanzar era de 22.995 dólares a finales del mes de julio. El 16 de junio la plataforma anunciaba que #oajalavuelvacualca ya era récord de crowdfunding en América latina. La cifra final de dinero recaudado fue de 28.957, es decir, casi un 26% más de su objetivo. Quien dude del éxito es porque se niega a verlo.

Los primeros capítulos de la nueva temporada de Cualca han supuesto una sorpresa para su público más fiel y no para todos agradable. En sus primeras entregas se puede ver cómo la serie se ha inclinado ligeramente hacia el lado del surrealismo, con ficciones más cerradas y personajes menos identificables con los actores en sí mismos. Pero la esencia sigue estando en sus guiones: la crítica, la ironía y el descaro a la hora de denunciar temas que no cualquiera se atrevería a señalar con el dedo de manera tan despreocupada y directa. La ventaja de no tener nadie a quien dar explicaciones más que a su público y a ellos mismos. Larga vida a Cualca.

"¿Puede ser que las raíces de ser un mala leche se encuentre en cierta insatisfacción propia de una clase media aspiracional y tercermundista?', Malena Pichot"

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar