PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Historias

¿Por qué nos fascina MrPimpGoodGame?

H

 

Benny Winfield Jr. lleva nuestra obsesión por la imagen personal hasta el absurdo

Tomás Fullola

26 Marzo 2014 10:13

Subió su primer selfie a Instagram en julio de 2013. Desde entonces, no falta ni un día a la cita con sus fieles, que ya son casi 200.000. ¿Y qué cosas increíbles que hace MrPimpGoodGame para recibir tanta atención? Pues depende de como se mire, entre poco y mucho. Benny Winfield Jr. se saca cada día LA MISMA FOTO desde hace ya casi un año. Una foto de su jeto, con media sonrisa y ojos picaruelos. A veces está en el coche, a veces en la cama, a veces en el sofá de su casa. A veces (muy pocas) pone morritos. A veces graba minivideos. Sin embargo, la mayor parte del tiempo la cosa es como una versión doméstica y 2.0 del día de la marmota.

Hay que decir que al principio no se entiende mucho el rollo, pero que como tantas cosas en internet, la gracia del asunto empieza a surgir por acumulación. Cuando uno empieza a hacer scroll por la pantalla, y a ver la misma cara sonriente y simpaticona una y otra vez, no puede evitar que se le pegue la sonrisa. Hay un punto en el que se te duerme el músculo de la crítica y ¡bum! entras en su juego. También son bastante graciosos los pies de foto, que imitan el rollito PIMP (chuloputas, para entendernos) de algunos rappers, pero que en realidad ilustran situaciones que no pueden ser más anodinas. Sofá, coche, cama, sofá, coche, cama: y siempre la misma sonrisa.

Lo que hace Winfield no parece en realidad fruto de un estudiado plan de marketing, ni tampoco de grandes conocimientos de Community Management, ni tan siquiera de una performance artística con intención de epatar, y precisamente por eso MrPimpGoodGame es mejor que todo eso: detrás de la decisión casi autista de proclamarse "Rey del Selfie", hay alguien que parece conocer muy bien la manera en que funciona el lenguaje de lo viral, y de alguna manera supera el "meme" convirtiéndose en un meme él mismo.

La cuadratura del círculo llega con su proyecto empresarial: algo hay que inventarse para hacer girar la rueda, y si puede ser sacarse unos dineros. Winfield lo sabe y el tío ya se ha hecho hasta camisetas para vender con su careto. Va por el buen camino. Genio del día.

share