Historias

Logran que ratones ciegos recuperen la visión gracias a la regeneración celular

En un futuro, la técnica podría aplicarse en humanos

La pérdida de visión es, en la inmensa mayoría de los casos, irreversible. Pero, ahora, un nuevo estudio apunta que en un futuro esta realidad podría ser muy distinta. En este caso, se ha experimentado con ratones, pero el pronóstico para los humanos también es muy favorable.

Ahora, un equipo de investigadores de la Universidad de Stanford ha hecho posible que las células del cerebro implicadas en la visión vuelvan a crecer. Esto implica un primer paso para que en, un futuro, aquellos que perdieron la visión a causa del glaucoma puedan recuperarla.

Este avance implica que se haya hecho real lo que muchos catalogaban como imposible: que las células funcionales del cerebro de los mamíferos se puedan recuperar. Además, el estudio sugiere que se podrían minimizar los síntomas de enfermedades relacionadas con la memoria, como el Alzhéimer, el autismo y las lesiones de la médula espinal.

Con ello también podrían minimizarse los síntomas de enfermedades como el Alzhéimer, el autismo y las lesiones de la médula espinal

A pesar de que el número de células ganglionares (que conectan la retina con el cerebro) que volvió a crecer fue menor al 5 % ya fue suficiente para devolver a los ratones un grado de visión significativo. Por esta razón, "el estudio también apoya la idea de que no es necesario regenerar todas las neuronas en un sistema para conseguir una recuperación significativa", sostiene el neurobiólogo de Stanford, Andrew Huberman.

Ante este avance, otros investigadores han elogiado el trabajo, como el profesor de Oftalmología en la Universidad John Hopkins, Don Zack,: "Es un indicio más de que es posible recuperar esta capacidad en los seres humanos".

Para lograr la regeneración, los investigadores activaron la llamada diana de rapamicina en células de mamífero, una suerte de "interruptor" implicado en la regulación del crecimiento, proliferación y muerte celular. En el caso de los mamíferos, cuando el sistema nervioso central alcanza la madurez, este "interruptor" de desactiva y ya no vuelve a encenderse. Lo que hiceron los científicos fue volver a activarlo a través de la manipulación genética y estimularon el ojo dañado mostrándole una pantalla en movimiento al ratón.

"Cuando combinamos estas moléculas con actividad eléctrica vimos un efecto sinérgico increíble. Las neuronas crecieron 500 veces más largas y 500 veces más rápido de lo que lo harían normalmente", recuerda Huberman.

"Las neuronas crecieron 500 veces más rápido de lo normal"

Otros estudios en el pasado ya habían mostrado un cierto grado de recrecimiento, pero este es distinto porque ha sido capaz de cuantificar la cantidad de regeneración y han realizado, por primera vez, un seguimiento exhaustivo del objetivo analizado.

En cuanto al futuro, todavía se desconoce cómo este descubrimiento beneficiará a los humanos, según sugiere Zack. Pero, aún así, esto significa un gran avance: "Antes no había nada que hacer.  Y, ahora, tenemos que pensar qué tipo de pacientes podrían tener más probabilidades de beneficiarse de este tratamiento".

Por su parte, Huberman tiene la esperanza de que el trabajo pueda ayudar a las personas en las primeras fases de glaucoma a evitar la degeneración que termina con ceguera. "Van a ser muchos los casos en los que el glaucoma podría ser potencialmente tratado mediante la mejora neuronal de las células ganglionarias de la retina".

[Vía Scientific American y Nature Neuroscience]

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar