Historias

Si Frankenstein hubiese nacido hoy, diseñaría estas esculturas

Theo Jansen lleva 25 años construyendo hermosos seres vivos

Si esto fuera un reportaje del National Geographic empezaríamos con un plano fijo sobre las curiosas patas de este nuevo animal: mirad qué delgadas, hechas de plástico hueco y pegadas las unas a la otras, al principio frágiles y después resistentes a la arena y al asfalto. Después ampliaríamos la imagen y os enseñaríamos al bicho en toda su plenitud: dos metros de ancho y uno de alto, atrás algunas sábanas blancas que lo convierten en ángel y abajo, en el vientre, sus intestinos hechos de botella. Se alimenta de aire y se alimenta de la nada. Y aunque le gusta pasear por la playa, siempre corre el riesgo de acabar ahogado en su peor pesadilla: el mar.

Pero esto no es un documental sobre las cosas más extrañas de la naturaleza, sino una llamada de atención sobre la obra del holandés Theo Jansen, un artista que lleva 25 años obsesionado por crear esculturas que tengan vida propia. Como si de un nuevo Frankenstein se tratara, este escultor crea pequeños monstruos que caminan por la gracia del viento y que tienen hambre de recorrer el mundo mientras la meteorología decide sobre sus destinos, como si fueran pájaros, o como si fueran despreocupados humanos dejándose llevar. Gusanos gigantes, cucarachas transparentes, bolas ligeras que danzan entre la tierra y el aire. El ecosistema de Jansen es cada vez más amplio, bienvenidos entonces a este magnífico zoo

Vídeo

"Mirad abajo, en el vientre, sus intestinos hechos de botella"

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar